Tag Archives: FARC

Juan Diego García: Los diálogos de la paz. Un balance y unas perspectivas

El desarrollo de las conversaciones de paz entre el gobierno colombiano y las FARC-EP parecen desarrollarse con vigor y aunque no se conoce el alcance de los posibles acuerdos entre los insurgentes y la delegación del presidente Santos en La Habana, todo indica que al menos en la cuestión agraria existe un punto de encuentro bastante significativo en relación a las formas más improductivas de la gran propiedad rural y la necesidad de su modernización. Eso explicaría la reacción airada del gremio ganadero, principal representante del estamento latifundista del país que ve amenazados sus privilegios.

De la misma forma se explican las demás reacciones adversas a estos diálogos de paz por parte de grupos que interpretan los supuestos avances como una amenaza para sus intereses: políticos agrupados en torno al expresidente Uribe, usurpadores de tierras, militares y militaristas, empresarios de la guerra y los ideólogos a sueldo de la extrema derecha.

Una solución exitosa favorecería sin duda a Juan Manuel Santos, ya sea que apueste a la reelección presidencial, ya sea que aspire a alguna designación importante a escala internacional (se rumora que podría ser propuesto como futuro secretario general de Naciones Unidas). Algunas fuentes lo mencionan también como posible candidato a premio Nobel de la paz. En todos estos casos, la perspectiva no puede ser más favorable si Santos consigue cerrar medio siglo de guerra civil y pasar a la historia regional como el presidente de la paz.

Para las FARC-EP los resultados (hasta el momento) resultan bastante alentadores pues ha conseguido darle un sentido diferente a la agenda pactada. En efecto, en parte por iniciativa de la guerrilla, en parte por la misma dinámica vigorosa de los movimientos sociales, la cuestión de la paz ha ido ganando terreno en el debate público dentro del país, algo que no estaba en los planes del gobierno. Por lo visto, las autoridades deseaban sacar el debate del territorio nacional, reducir al máximo el temario (según el delegado gubernamental casi nada importante estaba a debate) y exigían alcanzar los acuerdos en el menor tiempo posible (el llamado “acuerdo express”).

Sin embargo, las cosas no han transcurrido según estos propósitos pues si bien es conveniente ajustar los procesos a tiempos razonables éstos no deben llevar a precipitaciones irresponsables tratándose de un asunto de tanta trascendencia como poner fin a un conflicto armado de tan larga duración; tampoco tiene mucho sentido desvincular los puntos de la agenda acordada del modelo económico, del sistema político o de la doctrina militar del país. Impedir o limitar la participación ciudadana puede entenderse como una táctica gubernamental para no dar ventajas a la guerrilla pero ha sido inútil y la ciudadanía ha dado muestras de una enorme madurez democrática en las formas y bastante manejo de la problemática nacional ofreciendo diagnósticos muy sólidos y soluciones bastante apegadas a la realidad. En este aspecto, el gobierno ha visto frustrados sus propósitos y es evidente que las FARC-EP han sabido aprovechar al máximo su oportunidad de interlocución con la sociedad.

La imagen de la insurgencia no podía ser mejor. En contraste con la idea difundida por los medios y por éste y anteriores gobiernos, los delegados de las FARC-EP dan muestras de un conocimiento muy sustentado de los problemas del país y utilizan un lenguaje de altura que nada tiene que ver con el discurso de un grupo de delincuentes comunes o con las soflamas incendiarias de terroristas desalmados. Además, y para sorpresa de quienes esperaban propuestas utópicas (en el peor sentido de la expresión), los delegados de la insurgencia han dado muestras de un gran realismo y disposición a los acuerdos en un asunto tan sensible como la cuestión agraria, de honda significación para un movimiento guerrillero de orígenes campesinos y que tiene en las zonas rurales sus principales apoyos.

El cumplimiento de la tregua unilateral que decretó la insurgencia disipa las dudas sembradas por algunos sectores contrarios al proceso, según las cuales existirían divergencias en las filas de las FARC-EP. Exceptuando incidentes menores, los guerrilleros acataron satisfactoriamente las órdenes impartidas demostrando que existe cohesión y una unidad de mando efectiva.

Pero probablemente la mayor victoria de las FARC-EP es precisamente haber sido aceptada como interlocutor válido, como entidad política, una consecuencia natural de la decisión inteligente de Santos cuando aceptó -desde el mismo comienzo de su mandato- que en el país existe un conflicto de naturaleza social y política al que no se puede buscar solamente soluciones de tipo militar. Era apenas lógico que el paso siguiente fuese el que se ha dado: sentarse a dialogar con los interesados para buscar una salida civilizada, una negociación política del conflicto.

Cuando la delegación guerrillera en La Habana presenta diez propuesta para resolver la cuestión agraria recogiendo en buena medida las propuesta de diversos sectores sociales ligados al campo, pero también de la academia, de asociaciones de productores, de iniciativas ciudadanas y hasta propuestas de gentes anónimas que hacen llegar a la capital cubana sus ideas y sugerencias están dando forma concreta a su legitimidad como voceros de determinadas reivindicaciones de la población, con independencia de la dimensión efectiva de unos sectores sociales que así ven recogidas sus exigencias. O sea, están mostrando cómo podrían ejercer como fuerza política legal, que es precisamente otro de los puntos centrales de la agenda acordada en estos diálogos. En lugar de obstaculizar (criminalizando) estos contactos de la insurgencia con la ciudadanía, el gobierno debería en sana lógica propiciarlos dando todo tipo de facilidades y ofreciendo a su vez las soluciones que en su opinión resultan más ventajosas para el país.

El proceso ya no está solo en La Habana; su secretismo se ha roto (para bien del país); crece la opinión de que, si bien por una parte es necesario concretar acuerdos para no convertir las conversaciones en interminables diálogos de sordos, por otra parte debe darse a estos delicados asuntos el tiempo que razonablemente exijan.

Los grupos afectados (sobre todo los terratenientes y ganaderos) están muy activos movilizando sus recursos (que son enormes) con la perspectiva de torpedear el desarrollo de los diálogo, conseguir que Santos se vea obligado a suspenderlos y renuncie a toda tentativa de reforma. Y si éstos culminan exitosamente, hacer imposible su aplicación como ya sucedió varias veces en el pasado cuando proyectos de reforma agraria provocaron la violenta reacción del gremio terrateniente hundiendo no solo el proyecto sino al país en una guerra civil como la actual, que tiene sus raíces precisamente en la violenta respuesta del sistema a los reclamos de los campesinos.

El gobierno no debería perder los nervios cuando constata que las FARC-EP han hecho una gestión bastante exitosa de estos diálogos de paz en La Habana. Por el contrario, debería aprovechar la ocasión para concretar los avances y ganar el favor de la opinión pública nacional (ya cuenta con un amplio apoyo internacional). En el debate abierto su papel sería demostrar de manera fehaciente que sus propuestas son mejores que las que ofrece el movimiento guerrillero y sería nefasto que en una demostración de impotencia, producto de sus propias limitaciones y ante las presiones de la extrema derecha, dieran una patada a la mesa y se retiraran alegando motivos secundarios, por lo general propiciados en forma de provocación por los mismos que ahora conspiran abiertamente contra el proceso.

 

Link original: http://www.argenpress.info/2013/02/los-dialogos-de-paz-un-balance-y-unas.html

Advertisements

Leave a comment

Filed under América Latina

Juventud Comunista del Ecuador: Ni un minuto de silencio, toda una vida de combate

La Juventud Comunista del Ecuador (JCE), en comunicado enviado el  lunes 1 de septiembre del 2008 a nuestra redacción, recuerda  con todo fervor revolucionario los seis primeros meses del cobarde ataque en Angostura – Ecuador, por parte del gobierno uribista.

Por ABP Ecuador/PC Ecuador, tomado de ABP

En cualquier lugar donde nos sorprenda la muerte,

bienvenida sea, siempre que ese, nuestro grito de guerra

haya llegado a un oído receptivo y otra mano se tienda

a empuñar nuestras armas, y otros hombres se apresten

a entonar nuestros cantosluctuosos con tableteo

de ametralladoras y nuevos gritos de guerra y victoria.

-Che-

El Ser Humano nuevo va naciendo con la frescura de la montaña, con la picadura de zancudos, empapado de lluvia, enlodado con el recuerdo cariñoso de los seres queridos, en la soledad de la noche guerrillera…Pero, en esa misma montaña es donde se van limpiando todas las taras y vicios de la sociedad burguesa, donde aprendes a ser sencillo, aprendes a ser humilde, sin egoísmos, un ser humano tierno que se sacrifica por los demás, que da todo por los demás, que sufre cuando sufren los demás, un ser humano que ríe cuando ríen los demás. Ahí nace el Ser Humano nuevo, en la montaña, como nace el clandestino en la ciudad o como nace el guerrillero en el campo.

La Juventud Comunista del Ecuador convencida de encontrar un camino menos doloroso y conociendo los padecimientos del pueblo colombiano -causado por el terrorismo estatal dirigido por Uribe- apoya fervientemente, se solidariza y se compromete con las acertadas combinaciones de todas las formas organizadas de lucha contra el gobierno fascista que se ha tomado el Palacio de Nariño, aún más en esta fecha que recordamos los seis meses del asesinato al camarada Raúl Reyes y nuestros compañeros de combate en Angostura-Ecuador.

Uribe se ha convertido en un Presidente frustrado y desesperado imperado por un orden criminal ante una  población inerme, campesinos desplazados, fumigando campos con sustancias toxicas, realizando redadas para-militares masivas,  lloriqueando y demandando a los gobiernos de Ecuador y Venezuela el involucramiento al conflicto interno, un presidente incapaz y mentiroso que en sus “supuestas negociaciones” de canje de prisioneros ha utilizado cualquier variedad de credenciales e insignias, como  la más cobarde técnica de guerra sucia. A la vez nos solidarizamos con los familiares de los asesinados y familiares de los presos políticos, quienes han llevado una  lucha  permanente y tenaz contra Uribe.

Conjuntamente, concordamos y consideramos a las FARC-EP como fuerzas beligerantes de principal oposición a las políticas para-militares de Álvaro Uribe Vélez, siendo una barricada permanente en contra de todos los planes Imperialista, una guerrilla que se ha convertido en la vanguardia combativa del pueblo  y sobre todo en la esperanza revolucionaria mediante la lucha armada  para encontrar la paz en Colombia.

El verdadero terrorismo es ejercido por el gobierno colombiano ante sus continuos ataques a la población en general, como aquel 1 de marzo del 2008, las FARC-EP son la respuesta organizada del pueblo ante la violencia generada por el Estado. Reiteramos pues el apoyo y el compromiso permanente de seguir luchado junto a todas las organizaciones por la construcción del SOCIALISMO.

Juramos Vencer……….¡Venceremos!

Juventud Comunista de Ecuador

http://anncol.eu/index.php?option=com_content&task=view&id=1293&Itemid=9

Leave a comment

Filed under Blogroll

Azalea Robles: La frasecita Perversa de Ingrid y la guerra conceptual que sustenta el horror

Después de la gran operación militaro-mediática “Jaque”, basada en una clara violación al Derecho internacional humanitario por el abuso de los emblemas de la Cruz Roja, hemos tenido la oportunidad de oír a Ingrid Betancourt en múltiples escenarios nacionales e internacionales; siendo ella la co-impulsora de la manifestación en París y el mundo en apoyo y legitimación a Uribe (20 de julio), que según ella “ha sido un muy buen presidente”. Ingrid ha apoyado la reelección de Uribe, bien que se sepa que esta es ilegítima, pues fue basada en un delito de cohecho (además de la coacción militar-paramilitar ejercida sobre miles de votantes, mediante las masacres y amenazas).

La operación “Jaque” fue en realidad una intercepción de la liberación prevista por las FARC, liberación abortada por la patraña del ejército antes de que culminara, para poderla así presentar como un éxito militar y poder ocultar con este mediático “éxito” la absoluta corrupción y paramilitarización del Estado colombiano, en tanto que el Paramilitarismo es una Estrategia Estatal contrainsurgente y de viabilización de un modelo económico de Saqueo… Alcanzando esta Estrategia de muerte su máxima expresión bajo el gobierno de Uribe que ha premiado a esta estructura encubierta del Estado con la garantía de impunidad gracias a la “Ley de Justicia y Paz”, que les legaliza a los paramilitares las tierras usurpadas a las víctimas (más de 4 millones de campesinos e indígenas desplazados por las masacres militares-paramilitares, y casi 7 millones de hectáreas de tierras usurpadas por las multinacionales y los paramilitares)… Esta ley les garantiza a los “paras” un tope máximo de cárcel de 8 años eludible bajo múltiples aristas legales complementarias, si estos se “arrepienten”. Una farsa total sobre la sangre de centenares de miles de colombianos; una farsa para los millones de desplazados: un premio a los viabilizadores del Saqueo que han violado niños, descuartizado con motosierra, y que ahora dan las coordenadas de las fosas comunes porque si dan uno que otro dato “muestran su arrepentimiento” (aunque continúen ahora con las masacres bajo el nuevo nombre de “Águilas Negras”)… Es así que en Colombia en menos de 2 años se han destapado casi 4000 fosas comunes, y encontrado en ellas los cuerpos de más de 32.000 colombianos, por las coordenadas facilitadas por los asesinos paramilitares que así logran la impunidad…

Es en medio de este escenario de Terrorismo de Estado absoluto que surge el montaje mediático de “Jaque”, y es en medio de este escenario de imposición de un modelo económico de Saqueo absoluto, que surge ahora la nueva paladina de la legitimación represiva (aunque lo haga con elegancia y moderación pérfidamente fingida). Lo que resulta más preocupante del rol de Ingrid en esta guerra contra el pueblo colombiano es sin duda su astucia para manipular la opinión y complementar de maravilla al Dr. Uribe: pues el carácter siniestro ya inocultable de Uribe, se ve ahora amenizado por esa figura femenina, dotada de una inteligencia innegable (aunque la use para fortalecer a una oligarquía sanguinaria y a un Estado de saqueo y empobrecimiento de Colombia).

La Frasecita Perversa: exculpación de los genocidas, reversión de la realidad y mutilación de la capacidad de comprensión

Cuatro días después del montaje de la liberación de Ingrid, esta ya declaraba a la BBC Mundo una frasecita perversa que ha hecho su “buen” camino, y que ha sido repetida incluso por muchos voceros y “expertos” de la “izquierda tolerada”, en una forma inconsciente (eso espero) de negar la realidad política, social e histórica de Colombia.

Esta frasecita corresponde a una conceptualización del mundo que impone unas barreras de acero a la comprensión de la realidad, y que por lo tanto impide la solución de los problemas… Es la siguiente perversión: “El único país de la región que todavía tiene guerrilla es Colombia y por eso es que estamos en la extrema derecha. Sin FARC no hay Uribe.”

…Ingrid podría resultar más peligrosa que Uribe o ser el complemento perfecto (el policía malo y el policía bueno). Ingrid sí que lo sabe, decir este tipo de perfidias, es querer revertir la realidad como si se tratara de un calcetín… A la extrema derecha están, la oligarquía colombiana y las multinacionales financiadoras de paramilitarismo y muerte, porque necesitan viabilizar el Saqueo absoluto de los recursos naturales y humanos de Colombia y de la región Andino-Amazónica.

A la extrema derecha están los grandes capitalistas enriquecidos porque saben que al empobrecer al pueblo, esto generará naturales descontentos y reivindicaciones, por lo tanto se arman de Terrorismo de Estado para lograr su cometido de Saqueo, así haya que pasar sobre los cadáveres de centenares de miles de humanos, sobre el cadáver de la naturaleza expoliada, sobre el etnocidio que están cometiendo… No nos metan gato por liebre, el horror que nos infunden los saqueadores nos los infunden para llenarse los bolsillos y mantener callada de pavor a la población… Esto incluso está teorizado en los manuales de contrainsurgencia de los “Técnicos y asesores” militares estadounidenses: se llama “la disuasión por el Terror”… ¿“Disuasión” de qué? Pues de reclamar por los más elementales derechos humanos, ecológicos, económicos y sociales. En los últimos diez años esta política de Terrorismo de Estado ha causado centenares de miles de muertos, 300.000 registrados oficialmente (cifras TPP). Más de 4000 sindicalistas han sido asesinados en Colombia en los últimos 20 años por las fuerzas militares y paramilitares, lo que evidencia el riesgo mortal al que están sometidos quienes defienden los derechos laborales.

Terrorismo de Estado es intrínseco al Saqueo: clave 1 para la comprensión

Esta correlación entre Saqueo y disuasión de las reivindicaciones sociales mediante el Terror Estatal fue puesta en evidencia por el Tribunal Permanente de los Pueblos que tuvo lugar en Colombia (sesión final en julio 2008); el TPP emitió su condena por genocidio contra el Estado colombiano y contra 43 empresas de capitales extranjeros, que violan los derechos humanos y ecológicos fundamentales. Según el TPP “El Estado colombiano ha implementado históricamente políticas y prácticas contrarias a la soberanía y al bienestar popular, garantizándole a las empresas transnacionales el saqueo de los recursos naturales, la explotación y precarización de los trabajadores, generando todo tipo de daños ambientales, materiales, morales, individuales y colectivos, que han afectado a cientos de comunidades. Esta situación se ha visto agravada por la comprobada participación de varias empresas multinacionales en el conflicto colombiano, aprovisionando con armas, dineros y otros recursos materiales a los grupos armados legales e ilegales encubiertos del propio Estado(los paramilitares, herramienta de guerra sucia), responsables de miles de violaciones a los derechos humanos y al derecho internacional, beneficiándose directamente de crímenes como el desplazamiento, el etnocidio, la tortura, la desaparición forzada.”

Las empresas fueron condenadas por violación del derecho laboral; violación generalizada de los derechos civiles, políticos, económicos, culturales, sociales y medioambientales de los ciudadanos, y vulneración de los derechos colectivos de los pueblos originarios. También fueron condenados los Estados que albergan las sedes madre de estas empresas responsables de violaciones. El veredicto condena al Gobierno de Colombia “por acción y por omisión en la comisión de prácticas genocidas en sus modalidades de matanzas, lesión grave a la integridad física y mental y sometimiento intencional a condiciones de existencia que puedan llevar a la destrucción física total o parcial de grupos de personas.” El dictamen también emite su condena contra el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM) y la Organización Mundial del Comercio (OMC). También responsabiliza a los organismos internacionales por permitir “la invisibilización jurídica de las empresas multinacionales, lo que hace muy difícil exigirles responsabilidades desde el derecho internacional”.

El Estado Colombiano está altamente militarizado; el ejército colombiano tiene un tamaño descomunal. Entre 2007 y 2010 está prevista una inversión militar de 57,9 billones de pesos. La suma de ejército y policía suponía en 2004 la cifra de 250.000 personas. En 2008 la cifra asciende a 430.000 personas, además de otras 600.000 en el ámbito de la seguridad privada(¡!). Está claro que este presupuesto para la represión está intrínsecamente vinculado con los crecientes planes de Saqueo intensivo de la región: los planes de extracción, de agro-industrial y de captación absoluta de la riqueza hídrica y la biodiversidad, además de la “reconquista” económica de la región o privatización absoluta de las economías.

Guerra Mediática contra la percepción de la realidad: suplantación sistemática de la realidad por su fabricada realidad virtual. Mitos y terror sicológico.

Es en este marco de Saqueo absoluto que se desarrolla la Manipulación Mediática, que busca colonizar toda reflexión y sentido crítico mediante la imposición de conceptos retorcidos que impidan la percepción y análisis de la realidad, buscando, por supuesto, la no identificación de los responsables del genocidio… El pérfido concepto “Sin FARC no hay Uribe.” es un concepto angular que los medios inyectan subrepticiamente, en esta nueva fase de la ofensiva contra la memoria histórica y la comprensión de la realidad. Y es, tristemente, un concepto que también la izquierda tolerada repite como eco últimamente. Este concepto es de una perfidia cuyos alcances son devastadores, porque contribuye a la realidad virtual, al desconocimiento histórico, social y económico de la realidad colombiana.

No es “sin FARC no hay Uribe”, es: sin la manipulación mediática, y las falsas FARC fabricadas virtualmente, que no tienen nada que ver con la realidad, que no hay Uribe, en todo caso… O mejor dicho: sin la manipulación mediática que le inventa el “fantasma del terrorismo” a Uribe, a la vez que oculta los crímenes de Estado, sin el terror psicológico que infunden los medios, Uribe no podría sostenerse con su política genocida.

Las FARC no son la CAUSA del Terrorismo de Estado, son la CONSECUENCIA; querer confundir y revertir esa realidad es profundamente perverso.

Hay unas FARC reales y unas FARC virtuales, qué triste que la misma “izquierda tolerada” confunda las dos cosas, y camine así de lleno en la alienación mediática… E Ingrid, muy astuta ficha del imperio, le echa leña al fuego, ¡no nos dejemos engañar, por favor!

“Normalización” de las imposturas virtuales; el pensamiento en peligro. Distorsión de la realidad y Parálisis de la comprensión. El cuento de “la Hipoteca”.

Esta perfidia conceptual ha hecho su camino a tal punto que incluso algunos “analistas políticos” se hacen eco de esa tesis de lo más peligrosa, e incluso llegan a exponer, en una reversión y abducción total de la realidad que: “la izquierda perderá mientras existan las FARC”… Eso es un absurdo inmenso, la “izquierda” pierde debido a la manipulación mediática y debido a los asesinatos de sus miembros perpetrados por el Terrorismo de Estado…

Está claro que los principales enemigos de la izquierda, y los que impiden que esta prospere, son los que detentan el gran capital, con sus aparatos de Manipulación Mediática y su Terrorismo de Estado, con todas las desapariciones y ejecuciones extrajudiciales que ha cometido la represión contra los organizadores y luchadores sociales…. Pero ahora pareciera que no, que “el enemigo de la izquierda son las FARC”, cayendo en esa trampa construida desde el Estado, el generalato y los Mass Media, de echarle a la guerrilla la culpa de todo, hasta de la lluvia… sin querer analizar el contexto económico, político, social, histórico, represivo, en que se generan y se desarrollan los procesos en Colombia.

Con esta amnesia histórica, y esta forma de ponerle chapas de ilogismo al pensamiento nos quieren impedir llegar a la raíz del problema, que es donde se encuentra la solución.

Uno de los conceptos más peligrosos actualmente en esta guerra de la mentira contra la realidad, de los monopolios contra la justicia social, en esta guerra que también es conceptual, es justamente ese: Ese concepto absurdo de una supuesta “hipoteca” que la izquierda tendría sobre sí debido a la lucha armada, es de lo más ilógico y retorcido, es algo que no toma en cuenta ninguna mirada de fondo a la propia realidad, ni aprende nada de procesos similares (América Central, por ejemplo…).

Ese concepto en apariencia tan anodino de “la izquierda pierde porque tiene sobre sí la hipoteca de las FARC” es algo que han empezado a inducir desde la derecha, pero que ahora es repetido sin conciencia por muchas personas e incluso sectores de la izquierda. Repetido incluso por la pluma de varios “analistas políticos” publicados con frecuencia en los medios “alternativos”… Las cosas en apariencia anodinas van cimentando barreras a nuestra comprensión de la realidad, y van normalizando en nosotros el carácter guerrerista, porque: ¿para qué dialogar con “unos bárbaros que hasta impiden que la izquierda prospere”?… Ese concepto de la supuesta “hipoteca” es algo muy peligroso…

Esto es muy preocupante, porque ante las barbaries que implementan desde los monopolios económicos a nivel de Represión para garantizar un modelo económico debemos tener claridad; y el hecho de enredar más la realidad nos va convirtiendo en paralíticos de la comprensión.

Complicidades y responsabilidades: Hay que cuidarse de pasar de ser la víctima de la guerra mediática a difundir confusiones, porque esto tiene un impacto directo sobre la guerra total y las vidas humanas.

Definitivamente, La realidad no se puede revertir como si se tratara de un calcetín, porque en esa operación ligera son obviadas y molidas las vidas de millones de personas.

Hay que tener claro que la lucha armada es una RESPUESTA al Terror Estatal y a la injusticia social; y hay que tener muy, pero muy claro, que una cosa son las FARC reales, y otra muy distinta son las FARC VIRTUALES, y son justamente esas FARC VIRTUALES, ese invento de la gran Manipulación Mediática, basado en auto-atentados del Estado y otras patrañas, el que utiliza el régimen como pretexto.

Los pretextos son inherentes a la agresión planificada, fabricados por el agente represor, ejemplo: los Auto-atentados.

Claramente a mayor Saqueo, mayor represión, porque se busca acallar las reivindicaciones sociales, económicas y ecológicas para viabilizar el Saqueo, por lo tanto la arremetida del ente represor será contra los que considere un “estorbo” al Saqueo; las etiquetas, pretextos, estigmas y demás son justificaciones aportadas por el ente represor frente a la barbarie que comete. El ente represor inventará y fabricará los pretextos y enemigos virtuales que el mismo requiera y buscará implantar su marco conceptual en la opinión pública.

Y sin duda una cuestión que siempre hay que tener nítida es que los pretextos para agredir son algo que construye el ente represor, a partir de la base que sea… Caer en la trampa de legitimar los marcos conceptuales del represor es algo absolutamente contraproducente, recordemos el inolvidable poema de B. Brecht, relativo al tema de cómo la cobardía contribuye a estrechar los espacios e libertad.

La cobardía por miedo al estigma o a la muerte es algo que no conllevará la seguridad de vida, puesto que el represor persigue a las personas por sus ideas (si estas son reivindicativas): contribuir a los estigmas no sólo es inútil sino en definitiva cómplice del represor.

Las opciones ante el Terrorismo de Estado son en definitiva dos: o callarse definitivamente como única forma efectiva de escapar a la agresión, desvinculándose de toda reivindicación; o seguir levantando las banderas de lo justo, con argumentos y solidez, desenmarañando y denunciando las campañas de estigmatización y “cacería de brujas”, en tanto que estas constituyen un recorte fundamental de las libertades de todos. La “tercera opción” de mitigar el pensamiento, y apoyar a la vez los estigmas de ente represor, buscando revertir la realidad, conlleva una perversión que le hace un favor capital al represor.

La fabricación de pretextos es inherente a la necesidad de pretextos; recordemos cómo los auto-atentados contribuyeron a la legitimación de la reelección de Uribe, auto-atentados como el de Barranquilla, cuya autoría ya confesó el director regional del DAS, el cual anda impune… Ante la evidencia de fabricaciones absolutas de realidad, de forma inescrupulosa y criminal por parte del Estado, tenemos que tener mucho cuidado con esa peligrosa guerra conceptual que nos desune.

Otro ejemplo de “Atentados-Montaje” es el del “Collar Bomba”, un atentado clave para el Estado, pues le permitió sabotear la Audiencia sobre cultivos ilícitos en el Caguán, Audiencia popular en la que las FARC y los campesinos reclamaban la substitución manual de cultivos ilícitos, y la posibilidad de un desarrollo endógeno que conllevara la soberanía alimentaria, puesto que tanto al campesinado colombiano como a las FARC les interesa más el cultivo del Pan Coger y la Soberanía alimentaria, que estar supeditados a una economía agrícola dependiente y a ser hambreados por las operaciones de bloqueo alimentario del ejército.

En esa audiencia presentaron un proyecto piloto de substitución manual de cultivos ilícitos en Cartagena del Chairá, y campesinado y guerrilla demostraron su contexto y necesidad de soberanía alimentaria, de políticas económicas favorables a esta, de insumos y viabilización… Pero esa audiencia fue saboteada por el atentado que perpetró el Estado para endilgárselo a las FARC, con el fin de ahuyentar a los invitados internacionales y silenciar así la posibilidad de conocer la versión popular acerca del asunto del “narcotráfico”, porque lo que principalmente le interesaba al Estado colombiano era mantener su realidad virtual de que los campesinos y las FARC son “narcotraficantes”, mantener el concepto de “Narco-Guerrilla”(mote fabricado desde la embajada Usa por Lewis tambs), y mantener el estigma sobre el campesinado para poder así justificar las fumigaciones, los bombardeos, las acciones militares, el “Plan Colombia” y su consecuencia: el hambre y desplazamiento de millones de personas, el vaciamiento del campo.

El caso del “Collar Bomba” fue sin duda uno de los montajes más tétricos y macabramente “exitosos” de la estrategia de montajes basados en atentados con muertos reales que ha implementado el Estado para endilgárselos a las FARC, y hacer así su campaña mediática de desprestigio. Las FARC inmediatamente negaron ser las autoras de este espeluznante crimen, pero el montaje mediático operó en las conciencias… La inocencia de las FARC en este crimen quedó sin embargo comprobada por la propia Fiscalía: la Fiscalía tuvo que exculpar a las FARC de la autoría del crimen, después de la investigación, que concluyó exculpando a las FARC e inculpando a “delincuentes comunes”… Obviamente a esos “delincuentes comunes” en Colombia se les llama paramilitares, y son los que le hacen los “favores” al Estado…

Centenares de titulares del mundo entero acusaron de “terrorismo” al grupo guerrillero… en cambio el desmentido lo hicieron en una línea minúscula entre las páginas interiores más recónditas de sus diarios, y por supuesto, una sola vez… La operación mediática de desprestigio, basada en el asesinato, había surtido el efecto buscado: se mantenían intactos los marcos conceptuales y la realidad virtual, se mantenía el mito perverso de “narco-guerrilla” al impedir que la guerrilla diera a conocer su lucha por la soberanía alimentaria, y se mantenía y reforzaba el mito de “la guerrilla terrorista”.

Son numerosísimos los casos que demuestran la manera en que el Estado colombiano se sirve de la fabricación absoluta de realidades, apoyándose en la complicad de los medios, y una falta aberrante de escrúpulos para cometer atentados con bomba, auto-atentados incluso, cometer masacres y demás crímenes para poder fabricar su realidad virtual fundamental: la de las FARC-VIRTUALES, realidad virtual que busca incluir al grupo guerrillero dentro de los marcos conceptuales impuestos por el Imperio. Buscando imprimir en la opinión pública el estigma de “terrorismo” y el de “narco-guerrilla”… Nombraremos aquí otros dos casos más:

San José de Apartadó: fue “noticia” internacional en el 2005 por la salvaje matanza que sufrió (curiosamente fue noticia internacional, pues las matanzas suelen ser silenciadas). A machetazos y golpes fueron asesinados ocho de sus habitantes, entre ellos cuatro me­nores; el Gobier­no colombiano, con Uribe a la cabeza, acusó a la guerrilla de las FARC del crimen, había sido, según el gobierno “una venganza porque dos de los asesinados pretendían desertar de las filas guerrilleras”. Seguramente por la necesidad de difundir esa versión de los hechos, fue que esta masacre sí fue “noticia”. El Ministerio de Defensa incluso colgó en su web una entrevista, atribuida falsamente a TVE, en la que un supuesto “desertor de las FARC” acusaba a las dos personas de pertenecer a la guerrilla. Pero en marzo 2008, ante la evidencia cruel y la insistencia de los familiares de las víctimas (aunque amenazados), la Fiscalía tuvo que detener de 15 militares implicados en el crimen; uno de los oficiales ha reconocido su participación, e inculpa al General Fandiño.

El Capitán Gordillo declaró que el día de la masacre de la comunidad de paz de San José de Apartadó, la Brigada XVII, que era comandada por el general Fandiño, actuó junto con los paramilitares. La Brigada llevaba a cabo el “operativo contrainsurgente Fénix” en San josé, y militares y paramilitares perpetraron la masacre de ocho civiles; entre las víctimas una niña de 5 años y un bebé de 21 meses… las víctimas fueron torturadas y desmembradas.

Recordemos que San José de Apartadó y todo el Urabá Antioqueño fueron victimas de múltiples masacres… a la cabeza de las cuales se encontraba el General Rito Alejo del Río… y que este anda impune…

El último caso de atentados-montaje del Estado es probablemente el de Ituango

La Manipulación Mediática busca ocultar el genocidio perpetrado por el Terrorismo de Estado en su viabilización del Saqueo de Colombia, busca desprestigiar a la insurgencia armada, y también cercenar libertades a través de la estigmatización de “terroristas” a los resistentes, ya sea que resistan de forma armada o desarmada: lo que molesta es el carácter “resistencia al saqueo”.

Numerosas organizaciones de víctimas expusieron ante el Tribunal Permanente de los Pueblos aquella información que casi nunca traspasa las barreras de los medios masivos: “el modus operandi de esas grandes empresas;(…)la persecución y exterminio de sus sindicatos; la puesta a su servicio de la fuerza pública del Estado, la contratación clandestina de grupos paramilitares; las ejecuciones extrajudiciales de sus sindicalistas insumisos, de los integrantes de movimientos sociales que se oponen a los grandes perjuicios causados(…)”²

Mito del “Rompecabezas”; presentar la comprensión de la realidad como inalcanzable, tras el borroneo de los vínculos causales

La Manipulación Mediática busca convertir la realidad colombiana en un “rompecabezas” (cuando en realidad no lo es), este concepto de “la realidad colombiana es un Rompecabezas”, es otra de esas realidades virtuales que le hacen un grueso servicio al Estado en su búsqueda de confusión generalizada que le garantiza Impunidad… Está claro que hay unas causas estructurales profundas de la realidad colombiana: El 49,2% de la población colombiana vive en la pobreza, y el 17% en la indigencia extrema (CEPAL), El 0,3%, de la población es propietaria de más de la mitad de las tierras agrícolas(PNUD 2007)… La devastadora Injusticia Social causada por el Saqueo y la cruenta Represión Estatal que la mantiene, son los dos ejes fundamentales de la comprensión que los Mass Media ocultan sistemáticamente.

La expansión de los intereses capitalistas extranjeros en Colombia se ha abierto paso desde siempre en base a las masacres y desplazamientos masivos de “población indeseable”, como consta en el informe final del TPP: “obedeciendo a una misión enviada por el gobierno de los Estados Unidos, la inversión extranjera se extiende a muchas ramas de la economía(…) El asesor técnico Lauchlin Currie, consideraba como eje de su Estrategia la despoblación del campo y la urbanización intensiva, para lograr lo cual, él sostenía que ” la guerra puede tomar el lugar de un programa de movilidad acelerada”. Este modelo económico se impuso en un contexto de extrema violencia.”

La Manipulación Mediática busca confundir y ocultar los vínculos causales: no debe existir la percepción de causa a efecto, debe imperar el caos y la incomprensión, la “bala perdida”, los “desalmados terroristas”, el “Estado voluntarioso y desbordado”… la Manipulación Mediática busca un cambio de imaginarios en Colombia, mediante la suplantación sistemática de la realidad objetiva por su fabricada realidad virtual, mediante el borroneo sistemático de los vínculos causales, la amnesia histórica y la inversión y distorsión abusiva de los hechos…

http://www.aporrea.org/internacionales/a62807.html

1 Comment

Filed under Human Rights, Politics, Resistance

Raúl Zibechi: Entre el golpismo y la democracia vigilada

Lo sucedido antes y lo que está sucediendo después del referendo revocatorio en Bolivia merece ser discutido y analizado por las izquierdas antisistémicasy los movimientos sociales latinoamericanos, ya que forma parte de las nuevas estrategias para sostener la dominación, implementadas por las elites los últimos siete años, luego del 11 de septiembre de 2001. No se trata de estrategias inéditas, sino del permanente perfeccionamiento de las que van ganando impulso desde la derrota imperial en Vietnam.

Como muestran Bolivia, Colombia y Venezuela, están emergiendo nuevas derechas autoritarias, que no rehuyen los golpes de Estado, pero que ahora asumen formas diferentes a los golpes militares clásicos. Ya no pretenden derribar presidentes con tanques en la calle ni bombardeos a los palacios de gobierno. Uno de los objetivos más destacados, en esta etapa, es obstaculizar la gobernabilidad democrática y popular, no importando si los gobiernos son apoyados por la población, si son sostenidos por mayorías y si actúan dentro de la ley. Pese a haber ganado más de diez elecciones, Hugo Chávez fue acusado reiteradas veces de dictador o de autoritario.

Para impedir la gobernabilidad en procesos de cambio social, las nuevas derechas han encontrado modos para promover una suerte de inestabilidad de masas mediante grandes movilizaciones populares impulsadas desde arriba, convocadas por los grandes medios monopolizados. Aquí el papel de los medios es importante, pero no factor decisivo. Mucho más importante es fomentar la intolerancia y los miedos de las clases medias, y de importantes sectores populares, hacia los diferentes (indios, pobres, otras lenguas y culturas). Insuflar miedo da buenos dividendos, de ahí que en todos los procesos mencionados la delincuencia y la violencia urbana se hayan disparado o ésa es la impresión dominante entre buena parte de la población.

En Colombia el elemento movilizador es el “terrorismo” de las FARC, pero en Argentina un padre de familia, cuyo hijo fue asesinado por delincuentes, Juan Carlos Blumberg, movilizó cientos de miles con la excusa de la inseguridad ciudadana, codo a codo con la ultraderecha, contra el gobierno de Néstor Kirchner. Las nuevas derechas, sean las autonomistas de Santa Cruz o las que defienden una televisora golpista en Caracas, tienen capacidad de movilización de masas, apelan a demandas “democráticas” y utilizan un lenguaje familiar a las izquierdas, pero para promover fines antidemocráticos y los intereses de las elites. A menudo meten en el mismo saco a las viejas derechas y a los dirigentes de los movimientos sociales y de izquierda, como hizo el prefecto golpista de Santa Cruz, Ruben Costas, quien la noche del referendo atacó por igual a Evo y a Jorge Quiroga, dirigente de Podemos: “Con la presencia del pueblo, derrotamos el oportunismo político que sin escrúpulos unió a la derecha conservadora y al masismo totalitario para destruir a esta patria emergente, alejada de los privilegios de la verdadera oligarquía que es el MAS”. Discursos como éste son desvaríos oportunistas, pero lo cierto es que las nuevas derechas enarbolan demandas sentidas por amplias franjas de la población.

Estos discursos y esas prácticas obedecen a dos nuevas orientaciones de las elites globales. La primera fue formulada por Robert M. Gates, secretario de Defensa de Estados Unidos, en su discurso en la Universidad Estatal de Kansas, titulado “La restauración de los instrumentos no militares del poder estadunidense” (Military Review, mayo-junio de 2008). Quien sirvió a siete presidentes como director de la CIA sostiene que su país puede mantener la hegemonía mundial a condición de “fortalecer nuestras capacidades de usar el poder ‘blando’ y establecer una mejor integración con el poder ‘duro’”.

Sacando conclusiones de la experiencia en Irak y Afganistán, Gates sostuvo que “el logro del éxito militar no es suficiente para vencer, sino el desarrollo económico, la construcción institucional y el imperio de la ley”. Para conseguirlo, se trata de “atraer civiles con experiencia en el agro, gobernabilidad y otros aspectos del desarrollo”, como una de las claves de las políticas de contrainsurgencia. La segunda cuestión, íntimamente ligada a ésta, es el apoyo material y en orientación a esas nuevas elites, como sucede en Bolivia.

Según denuncia del premio Nobel Adolfo Pérez Esquivel, el embajador de Estados Unidos en La Paz, Philip S. Goldberg, es el gran articulador de la oposición, inspirada en su odio a los indios. En 2007, la agencia de cooperación USAID desembolsó 124 millones de dólares en ayudas a la “sociedad civil” boliviana, canalizados por los prefectos de los departamentos de la Media Luna autonomista, embanderada detrás del departamento de Santa Cruz. Una estrategia muy similar a la utilizada en Venezuela.

Para los estrategas actuales del imperio, la democracia se reduce a elecciones con resultados mínimamente creíbles. Ni la democracia ni los servicios sociales son derechos que tiene la población, sino formas de mejorar el control y asegurar la hegemonía.

A la era de los golpes de Estado le sucedieron los “golpes de mercado”, como el que obligó la renuncia del presidente argentino Raúl Alfonsín en 1989, o de Hernán Siles Suazo en Bolivia, en 1985, en medio de la hiperinflación promovida por “los mercados” para destituir gobiernos a los que consideraban poco fiables. Ahora se trata de destituir procesos más que presidentes, impedir cambios de fondo motorizados por bases sociales organizadas y que cuentan con masivo apoyo popular. Un golpe de Estado clásico sería contraproducente, toda vez que los sectores populares aprendieron a revertirlos, como sucedió en Venezuela en 2002. La estrategia del desgaste y la ingobernabilidad ocupa el primer lugar en la agenda.

Leave a comment

Filed under Blogroll, economy, Politics

GORKA CASTILLO: “Otro mandato de Uribe sería dramático para Colombia”

La politóloga colombiana Laura Bonilla realizó una exhaustiva investigación sobre la parapolítica en el departamento de Antioquia cuyos resultados han terminado convirtiéndola en un objetivo prioritario de los nuevos grupos paramilitares

Esta joven politóloga colombiana (1981, Bucaramanga) investigó durante cuatro años la oscura trama de la parapolítica en el departamento de Antioquia, el lugar donde comenzó su carrera política el actual presidente del país Álvaro Uribe. Las conclusiones fueron tan escandalosas que la organización humanitaria Nuevo Arco Iris le recomendó dejar su país ante las amenazas de muerte recibidas.

Su salida de Colombia guarda relación con la investigación que realizó sobre la vinculación entre políticos y paramilitares en Antioquia, uno de los departamentos más azotados por la violencia sectaria. ¿Cuál fue su conclusión?

Continue reading

Leave a comment

Filed under Politics, Resistance

Carlos Fazio: La mafiocracia colombiana

Uno. Colombia, hoy, es un para-Estado de tipo delincuencial y mafioso. Álvaro Uribe es el primer presidente de los narcotraficantes y los paramilitares. La simbiosis entre paramilitarismo, narcotráfico y una ideología neofascista para combatir a las guerrillas de las FARC y el ELN y a otras expresiones del pueblo organizado se apoderó de las ramas del poder público y las instituciones. Durante sus dos mandatos, Uribe ha legalizado e institucionalizado el paramilitarismo y sus estructuras económicas y armadas, que han sido incorporadas a la maquinaria de guerra oficial. Además de favorecer los negocios criminales y brindar protección estatal a las mafias de la narcoparapolítica, Uribe practica el terrorismo de Estado y la lucha contrainsurgente en beneficio de una oligarquía genocida y clasista y grandes compañías multinacionales.

El Plan Colombia de Estados Unidos y la política de “seguridad democrática” de Uribe son un mismo plan de guerra. A la oligarquía, Uribe y la familia Santos (a la que pertenecen el vicepresidente y el ministro de Defensa) no les interesa acabar con el conflicto armado porque se benefician con el actual modelo de dominación y acumulación capitalista. A George W. Bush tampoco, porque su administración y la anterior militarizaron Colombia y la convirtieron en un portaviones terrestre del Pentágono para la desestabilización y recolonización de Sudamérica. El principal paradigma del régimen militarista de Uribe es el jefe del Ejército, general Mario Montoya, héroe de la Operación Jaque, al que abrazó y besó Ingrid Betancourt tras su liberación.

Connotado carnicero, hombre de Washington, Montoya fue creador de una unidad terrorista clandestina (la Alianza Anticomunista Americana) y como jefe castrense ha participado en matanzas de civiles en los departamentos de Putumayo y Chocó, y en la ciudad de Medellín. Más de 15 mil desaparecidos, 3 mil 500 fosas comunes, 4 millones de desplazados de guerra y el asesinato de mil 700 indígenas, 2 mil 550 sindicalistas y más de 5 mil miembros de la Unión Patriótica develan la “democracia” colombiana.

Dos. Aunque queda mucho por aclarar después de la ópera bufa protagonizada por las autoridades colombianas, la participación directa de militares y agentes de inteligencia de Estados Unidos e Israel, y probablemente de Francia, en la operación clandestina que “rescató” a 15 prisioneros de guerra de las FARC –entre ellos Ingrid Betancourt y tres agentes encubiertos de Washington–, puso en evidencia que en Colombia se está jugando algo más que un conflicto interno. Lo novedoso es que por primera vez, de manera pública y notoria, la administración de Bush admitió que está metida directamente en el conflicto.

El Pentágono y su peón Uribe libran en Colombia una guerra sicológica. Nada en la llamada Operación Jaque estuvo librado a la improvisación. El manejo de la información-desinformación por sus planificadores siguió pautas y tiempos predeterminados en el contexto de una propaganda de guerra. Como dice Luis Britto, hoy, incluso las guerras de liberación “no se pelean ya en los campos de batalla, sino en las pantallas”. También es cierto que ningún conflicto, incluido el colombiano, se resolverá con decretos mediáticos y puestas en escena hollywoodescas.

El embajador de Estados Unidos en Colombia, William Brownfield, declaró que el resultado de la operación fue producto de una “intensa cooperación militar” entre el Pentágono y el alto mando militar colombiano, equiparando incluso esa alianza con la que Washington mantiene con los militares europeos de la OTAN. “Los satélites espías (estadunidenses) ayudaron a ubicar a los rehenes (los militares colombianos), instalaron equipos de vigilancia de video proporcionados por Estados Unidos, que pueden hacer acercamientos y tomas panorámicas operadas a control remoto a lo largo de ríos, única ruta de transporte a través de densas zonas selváticas (…) aviones de reconocimiento (de Estados Unidos) interceptaron conversaciones por radio y teléfono satelital de los rebeldes y emplearon imágenes que pueden penetrar el follaje de la selva”, admitieron fuentes gubernamentales en Washington. Es obvio que Brownfield no sufrió un ataque de espontaneidad. Tampoco el portavoz del Consejo de Seguridad estadunidense Gordon Johndroe, ni el jefe del Comando Sur, almirante James Stavridis, quienes reconocieron que el gobierno de Bush proporcionó “ayuda específica” para la operación.

La participación del Mossad y del Shin Beht (los servicios secretos israelíes) también cobró mayor visibilidad. En particular, la confirmación de la presencia en Colombia del general retirado Israel Ziv, ex miembro del Estado Mayor del ejército israelí y ex jefe de la Brigada Givati que invadió el campo de refugiados de Al Amal, en Gaza, y que figura hoy en la nómina de la fuerza de tarea contra el terrorismo, adscrita al Consejo de Seguridad bajo las órdenes del secretario Michael Chertoff, en Washington. Otras dos cartas “quemadas” son Gal Hirsh, ex alto oficial en la zona norte de Israel durante la última guerra en Líbano, y Yossi Kuperwasser, ex director del servicio de investigación de la inteligencia militar israelí.

Tres. El 26 de junio, la Corte Suprema de Justicia sentenció que la relección de Uribe fue resultado del delito de cohecho, por lo que su actual periodo de gobierno carece de legitimación constitucional. Ahora, la mafiocracia colombiana podría derivar en una dictadura civil plebiscitaria sostenida por el poder de las armas. A su vez, es prematuro entonar un réquiem por las FARC, a pesar de los golpes recibidos. Cuando los polvos se asienten, las FARC seguirán siendo un referente de la realidad colombiana. En cambio, Uribe, quien carga con un amplio dossier por sus nexos con el narcoparamilitarismo, es desechable para Washington. Igual que Somoza y tantos otros antes en la historia.

http://www.jornada.unam.mx/2008/07/14/index.php?section=opinion&article=016a1pol

Leave a comment

Filed under Blogroll, Politics

Álvaro Uribe: Mexicanos Delincuentes

Vaya, nuestro facista del sur no deja de sorprenderme con su infinita maldad y estupidez.

Para el Presidente de Colombia, Álvaro Uribe, los mexicanos muertos en un campamento de las FARC en Ecuador eran delincuentes, ya que estaban en complicidad con las actividades de ese grupo guerrillero.

“Complicidad es aprobar una actividad criminal, esconder una actividad criminal, encubrirla y se pasa de la complicidad a la acción de ser delincuente de la misma actividad”, dijo en entrevista televisiva.

“No eran rehenes, no estaban es una gestión humanitaria, entonces en qué actividad distinta de complicidad con las FARC estaban”, añadió.

A pregunta expresa sobre si los mexicanos muertos en Ecuador y la sobreviviente Lucía Morett eran delincuentes, guerrilleros, terroristas y narcotraficantes, el Mandatario contestó “por supuesto”.

Uribe deploró que haya juventud vinculada a grupos terroristas.

“Ninguna muerte es buena, mucho menos la de los jóvenes, porque nosotros no sabíamos que había la presencia de esos jóvenes mexicanos.

“Yo deploro la muerte de estos jóvenes pero también deploro que haya juventud vinculada con el grupo terrorista las FARC”, dijo.

Reconoció la batalla del Gobierno de Felipe Calderón en contra del narcotráfico

“Las FARC ese es el principal distribuidor de narcotráfico en el mundo”, señaló.

El Mandatario colombiano dijo que las autoridades de su País están dispuestas a investigar en conjunto con las mexicanas a Lucía Morett, quien sobrevivió al ataque.

Afirmó que Colombia no puede indemnizar acciones de terroristas, por lo que descartó que su Gobierno vaya hacerlo a los familiares de los mexicanos muertos como lo pidió el Gobierno de Calderón.

Sería bueno saber que pruebas tiene Uribe para asegurar su dicho y aunque lo probara nada cambiaria las cosas pues aunque nuestros mexicanos hayan sido combatientes estos fueron masacrados en territorio no combatiente así que, por donde se le vea, Uribe está más que sumergido en su propio charco de mierda y criminalidad.
El discurso y la semántica no pueden enterrar los hechos evidentes.

Por otra parte esperemos que nuestra mexicana Lucia Morett encuentre el asilo político pues de lo contrario sería enjuiciada y encarcelada en México por cargos ficticios, acusada por hombrecitos grises y cobardes bajo el mando de Fecal.

Link (por suscripción con costo):
Reforma

Morfo Fuera

Leave a comment

Filed under Human Rights, News, Politics