Vicky Pelaez:Despierta México, tu patria peligra

La decisión del presidente de México, Felipe Calderón, de solicitar a Estados Unidos la adopción de un plan de seguridad similar al “Plan Colombia” estremece hasta al más indiferente. No sólo representa una posible amenaza a la soberanía, sino es parte de un proyecto norteamericano iniciado en el nefasto gobierno de Carlos Salinas de Gortari (1984 – 1990) que consiste en crear condiciones para que el poderoso vecino asuma el control sobre el destino del país.
El Tratado de Libre Comercio (NAFTA) entre México, Estados Unidos y Canadá, negociado por Salinas y George Bush padre, fue decisivo para el debilitamiento y luego el desmantelamiento de la economía que debieron subordinarse a los intereses de las mega corporaciones norteamericanas, llevando al país azteca a la dependencia económica y financiera de EE.UU. Así, la economía de México, segundo socio comercial de Estados Unidos, del cual recibe más del 85 por ciento de la inversión extranjera, fue orientada hacia el modelo que favorecía a los intereses norteamericanos. De ser el primer productor del maíz en el mundo hasta 1980, México se convirtió en importador de este producto y lleva de California el 80 por ciento del maíz que se consume. Por eso, más de cuatro millones de campesinos fueron desplazados engrosando las filas de los desocupados y marginados.

Un 45 por ciento de la población que tiene trabajo no gana suficiente para la canasta familiar. Los jóvenes, sin posibilidad de un futuro diferente, se ven obligados a emigrar a Estados Unidos o delinquir.

El narcotráfico y la delincuencia ahora proliferan en el país que cada día es más ingobernable. Lo trágico de la situación actual es que este proceso de caída fue previsto, tanto por los gobernantes de México como por sus mentores norteamericanos. El 15 de septiembre de 1999, la Comisión de Seguridad Nacional de Estados Unidos emitió el documento “New World Coming: American Security in the 21st Century”, donde en la página 112 hace la siguiente conclusión: “La inestabilidad política, económica y social de México se convertirá en el más serio peligro para la seguridad nacional de Estados Unidos. Teniendo en cuenta la extensión de México, será muy difícil de contener este proceso dejando abierta posibilidad de una intervención militar norteamericana”.

Felipe Calderón no ignoraba estas conclusiones. Su comportamiento en vísperas de asumir la presidencia muestra que es también partícipe del plan norteamericano. En octubre pasado viajó a Bogotá, siguiendo el consejo del Departamento de Estado, para ver la posibilidad de aplicación del Plan Colombia en México. Tras su encuentro con Alvaro Uribe declaró: “Queremos aprender de las mejores experiencias y aplicar acciones contundentes en la lucha contra la inseguridad en nuestro país, que aquí en Colombia se ha traducido en política de seguridad democrática”.

Parece que Calderón “aprendió” rápidamente en que consistía la “experiencia” de Uribe con la asesoría del Departamento de Estado, Departamento de Justicia y la DEA (Drug Enforcement Agency). Hace unos meses el jefe de la DEA en Colombia, David Gaddis, fue trasladado a México, dando inicio al plan norteamericano de “colombianización” de México. No hace un mes, Felipe Calderón, siguiendo a Uribe declaró la militarización de la lucha contra la delincuencia y el narcotráfico lo que agudizó la violencia en México, ahora convertida en estado mayor de los carteles del narcotráfico que corrompieron más al gobierno. El fraude electoral pasado, generar hambre y violencia, todo estaba planificado.

Calderón no mira la otra cara de los “éxitos” de seis años de Uribe, que le cuesta 5 mil millones de dólares a Estados Unidos: las 3,211 víctimas inocentes del terror paramilitar en 20 de los 25 Departamentos de Colombia; incremento de la guerrilla, secuestros, matanzas, producción de cocaína a pesar de la presencia de tropas y contratistas norteamericanos (en total, de acuerdo al informe de la Casa Blanca, la producción de cocaína durante seis años del Plan Colombia creció en 27 por ciento); y lo más trágico, que Colombia perdió completamente su soberanía.

Este destino o peor le espera a México si es que el pueblo no se opone a la “colombianización” de su país.

Artículo publicado en el año 2007

http://www.bolpress.com/art.php?Cod=2007061411

3 Comments

Filed under Columns, Politics, Projects, Resistance

3 responses to “Vicky Pelaez:Despierta México, tu patria peligra

  1. Hoy me dijo alguien que la Patria Mexicana… de Suave ya no tiene nada; le falta suavidad y hasta maíz. Es cierto. Y mientras la Patria pierde suavidad, el Ángel atestigua la creciente la fragilidad de la Independencia que celebra y que parece no importarle nada a la derecha católica gobernante. A esos acomodaticios, vende-patrias, mentirosos y ambiciosos, la Patria, el espíritu independentista y la Soberanía Nacional les tiene perfectamente sin cuidado; ellos, si pudieran, hasta al Ángel de la Independencia venderían.

    Pero aún así, las ganas de gritar, no faltan… así sea como un mero conjuro para ahuyentar temores y frustraciones al ver el lamentable estado en que se encuentra nuestro país, en el que cada día parece más lejano el arribo del día de la gloria [aunque provenga de “La Marsellesa”, esa promesa nos toca por igual].

    Saludos

  2. Marychuy: gracias por recordarnos a Ramón López Velarde con su Suave Patria, sobre todo este día, que no tenemos mucho que conmemorar. Mucho menos después de leer estos antecedentes de lo que hoy es el plan Mérida, es fuerte este artículo y como se llegó a gestar lo que hoy vivimos todos los días, decapitados, acribillados, narcomantas, lamentable situación, y al final nos deberíamos preguntar: porque Calderón no empezó esta guerra contra el narcotráfico en los bancos o en los negocios de “lícitos” de ellos, a quien le interesaba que pasara lo mismo que en Colombia, o Calderón no sabe nada o juega al son que le toquen lo gringos.

    Que no es el son de la Marsellesa:

    Marchemos, hijos de la patria,
    Que ha llegado el día de la gloria
    El sangriento estandarte de la tiranía
    Está ya levantado contra nosotros
    ¿ No oís bramar por las campiñas
    A esos feroces soldados?
    Pues vienen a degollar
    A nuestros hijos y a nuestras esposas

    ¡ A las armas, ciudadanos!
    ¡ Formad vuestros batallones!
    Marchemos, marchemos,
    Que una sangre impura
    Empape nuestros surcos.

    ¿ Qué pretende esa horda de esclavos,
    De traidores, de reyes conjurados?
    ¿ Para quién son esas innobles trabas
    y esas cadenas
    Tiempo ha preparadas?
    ¡ Para nosotros, franceses ! Oh, qué ultraje !
    ¡ Qué arrebato nos debe excitar!
    Es a nosotros a quienes pretenden sumir
    De nuevo en la antigua esclavitud
    ¡ Y qué ! Sufriremos que esas tropas extranjeras
    Dicten la ley en nuestros hogares,
    Y que esas falanges mercenarias
    Venzan a nuestros valientes guerreros?
    ¡ Gran Dios ! Encadenadas nuestras manos,
    Tendríamos que doblegar las frentes bajo el yugo!
    Los dueños de nuestro destino
    No serían más que unos viles déspotas.
    ¡ Temblad ! tiranos, y también vosotros, pérfidos,
    Oprobio de todos los partidos!
    ¡ Temblad ! Vuestros parricidas proyectos
    Van al fin a recibir su castigo.
    Todos son soldados para combatiros.
    Si perecen nuestros héroes.
    Francia produce otros nuevos
    Dispuestos a aniquilaros.
    ¡ Franceses, como magnánimos guerreros
    Sufrid o rechazad los golpes !
    Perdonad estas pobres víctimas
    Que contra su voluntad se arman contra nosotros.
    Pero esos déspotas sanguinarios,
    Pero esos cómplices de Bouillé,
    Todos esos tigres que, sin piedad,
    Desgarran el corazón de su madre …
    Nosotros entramos en el camino
    Cuando ya no existan nuestros mayores ;
    Allí encontraremos sus cenizas
    Y la huella de sus virtudes.
    No estaremos tan celosos de seguirles
    Como de participar de su tumba ;
    ¡ Tendremos el sublime orgullo
    De vengarles o de seguirles !
    ¡ Amor sagrado de la patria,
    Conduce y sostén nuestros brazos
    vengadores !
    ¡ Libertad, libertad querida,
    Pelea con tus defensores
    ¡ Que la victoria acuda bajo tus banderas
    Al oír tus varoniles acentos !
    ¡ Que tus enemigos moribundos
    Vean tu triunfo y nuestra gloria !

  3. Cozbalam

    Lamento la traición de Iturbide, de Huerta, Obregón, Calles, Plutarco…Ordaz, Portillo, El puto Salinas..etc y etc… Lamento entregar el pais a los conservadores otra vez… de tantos lamentos ya no tengo lagrimas para mi amada tierra. Como buena mexicana (PASIVA) Pensaba que unos años serían suficiente para vivir la post revolucion y dictadura, el yunque la extrema y entonces encontrariamos lo que todo pueblo busca: La puta justica social. Ya me sabia que nada es gratis , preferia una guerra antes que la estupida politica salinista. No estaba de acuerdo con más traseros al servicio de EU que encima tienen que saltar un muro!

    Soy Norteaméricana, nací en México (norte américa, igual que Canada, EU y groelandia) Tambien soy americana, nací en este pinche continente en donde hay tantas culturas

    Quienes son estos colonizadores ingleses y exiliados para autonombrarse “Americanos”?

    para empezar cualquier dialogo, solicito el termino “americanos” para todos los que nacimos y tenemos nuestra raiz en este continente.

    No solo soy americana, soy terricola. Me importa la vida y la salud de nuestra tierra. Asi que tambien me considero especie dominante y conciente, la onda es que con verguenza y orgullo soy humana, este es mi mundo, me toco nacer aqui y me estan hechando a perder la vida unos fanaticos derechistas

    Soy tolerante y muy paciente, pero estoy muy entusiasmada por no serlo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s