Tag Archives: Reforma

Luis Javier Garrido: La inconstitucionalidad

La estrategia para privatizar la industria petrolera mexicana fue diseñada por los think tanks de las corporaciones trasnacionales que buscan apoderarse de ella contando con la complicidad de los grupos mafiosos que se han apoderado del gobierno mexicano, y eso explica que sus redactores desdeñaran dos factores que la están haciendo inviable. Menospreciaron por un lado el hecho de que la Constitución Mexicana de 1917, que prohíbe de manera categórica esa privatización, aún está vigente, y que no se le puede dar la vuelta cambiando leyes secundarias, pues ello llevaría al país a una absoluta ilegalidad en la materia. Y, por el otro, subestimaron la respuesta del pueblo mexicano a su pretensión, de ahí su azoro ante el hecho de que sectores cada vez más numerosos estén llevando a cabo una movilización sin precedente en defensa del petróleo, la que a todas luces va a seguir creciendo.

1. El gobierno de facto ha sufrido una primera derrota en su tentativa de entregar los recursos petroleros de México al capital trasnacional al aceptar el Senado de la República el 25 de abril organizar una serie de foros de debate sobre la contrarreforma energética, como exigían Andrés Manuel López Obrador y el Movimiento Nacional de Resistencia Pacífica en Defensa del Petróleo, y ahora empieza a enfrentar la que ha de ser su derrota histórica de fondo en este asunto, pues los más amplios sectores de mexicanos están ya entendiendo la sinrazón histórica de esta pretensión, que configura un acto sin precedente de traición a México.

2. La primera etapa de la resistencia civil organizada por López Obrador, que se caracterizó por una creciente movilización popular y por la toma de las tribunas de las dos cámaras federales por legisladores del Frente Amplio Progresista (FAP), medida que fue imprescindible para el éxito del movimiento, terminó, en consecuencia, por un triunfo que fue festejado por más de medio millón de mexicanos que marcharon el domingo 27 del Ángel de la Independencia al Zócalo en una de las manifestaciones más alegres y vigorosas de los tiempos recientes, la que confirmó, por otro lado, el fracaso de la estrategia mediática del panismo y de las campañas neofascistas de difamación y mentira de Calderón.

3. Las cinco iniciativas de cambios legales en materia energética que el gobierno espurio de Felipe Calderón pretende se le hagan a diversas leyes han sido revisadas por especialistas de diversas disciplinas y la casi totalidad de ellos han coincidido en estas semanas que son violatorias de los principios fundamentales de la Constitución Mexicana, y no sólo eso, sino que por su objetivo central, que es entregar a compañías extranjeras un bien estratégico patrimonio de los mexicanos, comprometen la soberanía nacional y hacen de México un objetivo militar de Estados Unidos, condenan por décadas a la pobreza a varias generaciones y cancelan de paso la viabilidad histórica de México como país.

4. La mayoría de los mexicanos ha entendido también, a pesar de los medios, que tras la tentativa de privatizar a la industria petrolera mexicana y destruir a Pemex se halla un negocio multimillonario en el que los grupos de neoempresarios enriquecidos durante el salinismo y aliados a la mafia delictiva de Mouriño y Calderón pretenden enriquecerse sin límites y, lo que es más grave, adueñarse por largo tiempo del aparato estatal mexicano.

5. En el aspecto jurídico, la cuestión es muy clara, y muy difícilmente la campaña de desinformación y de mentiras del gobierno va a conseguir confundir a los mexicanos. Los principios fundamentales de la Constitución mexicana de 1917 son un valladar para la pretensión oficial, pues ésta establece el dominio inalienable e imprescriptible de la nación sobre sus recursos estratégicos y la prohibición tajante de otorgar concesiones y contratos en materia petrolera (artículo 27); también consagra la exclusividad del Estado en el manejo de sus recursos petroleros (artículo 25) y la obligación estatal de utilizar estos recursos para sustentar la soberanía nacional (artículo 28).

6. Las iniciativas de cambios “legales” de Calderón están todas permeadas en su esencia de un profundo desprecio a la legalidad constitucional del país, rasgo que comparten por igual los teóricos de la globalización neoliberal y los panistas, pues lo que buscan al abrir una vía seudojurídica para entregar los recursos petroleros de México a las compañías extranjeras es crear un régimen de facto para la industria petrolera sin importarles que éste contravenga el régimen jurídico.

7. La “clase política” representada en el Congreso de la Unión, y en particular la alianza PRI-PAN, que expresa los acuerdos Salinas-Calderón para sacar adelante la contrarreforma, no tiene por ello legitimidad para expedir leyes de tal importancia para el futuro del país, sobre todo cuando se busca pasar por encima de la Constitución; de ahí el reclamo de que el futuro de la industria petrolera mexicana sea sometido a una amplia consulta popular.

8. Es urgente por ello que en México se establezcan mecanismos de democracia semidirecta, como el plebiscito y el referendo, para que en lo sucesivo las modificaciones a la Constitución y a las leyes fundamentales no las hagan sólo las cámaras, sino que pasen a consulta de la ciudadanía, como es desde hace mucho tiempo el caso en varios países europeos y latinoamericanos.

9. Esta reforma constitucional debería hacerse previamente a cualquier otra tentativa de seguir tocando leyes fundamentales del país, y ante esto resulta significativo que el gobierno espurio, que pensó podría imponerse a los mexicanos por la manipulación de los medios, ahora se oponga a la democracia semidirecta y le tenga terror a la ciudadanía.

10. El destino de la industria petrolera de México es también el del país y no puede decidirse ahora por un grupo de legisladores, sino que debe someterse a la decisión de todos los ciudadanos.

* La Jornada
* http://www.jornada.unam.mx/2008/05/02/index.php?section=politica&article=019a1pol

Leave a comment

Filed under Blogroll, Politics, Resistance

Privatización de Pemex: Cobertura

Abril 8, 2008 22:00- Fecal sale en cadena nacional con un discurso triunfalista sobre que PEMEX no se privatiza y muchas patrañas más. Alega que Cuba y Estados Unidos ya extran petroleo en aguas internacionales gracias a las asociaciones. Lo que no dice es que esos países rentan tecnología sin vender soberanía.
Dice que privatizando PEMEX ya tendremos preparatorias y universidades.

Lanzará bonos ciudadanos de 100 pesos para que sientas que PEMEX es tuyo, dice que no son acciones pero tampoco dice cómo evitar el acaparamiento de esos “bonos”

22:13 – Termina el spot (pues fue eso, un spot triunfalista bastante barato con un Fecal reducido físicamente) de Fecal, no dijo absolutamente nada más que lo de los bonos ciudadanos de 100 pesitos, lo demás sólo basura ya conocida de él.

Abril 8, 2008 – Frena AMLO movilizaciones hasta el jueves que se defina la discusión en el senado sobre la reforma.

Andrés Manuel López Obrador puso en receso las movilizaciones en contra de la reforma energética hasta ver qué sucede el jueves por la mañana en el Senado de la República.

Reforma no busca privatizar Pemex.-FECAL

Ciudad de México (8 abril 2008).- El Presidente Felipe Calderón afirmó que la iniciativa de reforma energética presentada esta tarde en el Senado no tiene como objetivo privatizar a Petróleos Mexicanos.

“El petróleo es nuestro y vamos por él. Debemos invertir ahora. Pemex no se privatiza, eso no está a debate”, señaló.

En mensaje transmitido en cadena nacional el Mandatario destacó seis puntos de la iniciativa enviada a la Cámara Alta entre los que destacan la creación de ‘bonos ciudadanos’ para consolidar a Pemex con los que, dijo, los mexicanos no solo serán dueños del petróleo sino que recibirán parte del dinero que genere la paraestatal.

Agregó que los bonos, que tendrían un valor de 100 pesos, sólo podrían ser adquiridos por mexicanos y se impondrían límites para que no sean acaparados por unos cuántos, no obstante, aclaró que no se trata de acciones por lo que no estará en riesgo la propiedad de la empresas.

El Mandatario propuso dotar a la paraestatal de mayor libertad en el manejo del presupuesto, crear una nueva estructura administrativa que permita establecer un régimen en materia de contrataciones distinto al resto del Gobierno.

Para reducir la importación de gasolinas, señaló que busca contratar a empresas especializadas para contruir nuevas refinerías, pero conservando la propiedad del producto y sus derivados.

Adicionalmente, Calderón señaló que la iniciativa contempla mejorar el proceso de rendición de cuentas de la empresa para garantizar la transparencia absoluta en su operación.

Además, el jefe del Ejecutivo llamó a la discusión en el Congreso para su análisis.

En mensaje transmitido en cadena nacional el Mandatario señaló que se busca fortalecer la soberanía energética y destacó los beneficios en la materia.

“Si el Congreso aprueba la reforma estamos en posibilidad de garantizar el acceso a educación y una plena cobertura de salud de todos los mexicanos”, dijo

Expresa AMLO rechazo total a iniciativaAMLO en el senado

Ciudad de México (08 de abril de 2008).- Andrés Manuel López Obrador manifestó su rechazo total a la iniciativa de reforma energética presentada por el Ejecutivo federal al asegurar que como lo había advertido hace semanas, tiene el objetivo de privatizar parte del sector petrolero del País.

“Se nos dijo que inventábamos, que no era cierto, hoy Felipe Calderón entrega iniciativas de reforma y la información que tenemos es que las propuestas del Gobierno usurpador van en el sentido precisamente de privatizar el petróleo. Desde luego no se proponen reformas al artículo 27 constitucional, pero si están haciendo planteamientos en el sentido de reformar las leyes reglamentarias del 27 constitucional”, dijo.

El político tabasqueño dijo que el movimiento de resistencia civil pacífica contra una privatización de Pemex está listo, pero que van a ver si el jueves es tratado el tema de la iniciativa energética en la sesión del Senado de la República.

“Ya el movimiento ciudadano está organizado para la resistencia civil pacífica, pero vamos a ver qué sucede de aquí al jueves, no al jueves por la tarde, al jueves en la mañana que va a haber sesión en el Senado. Yo quiero reiterar que estoy muy satisfecho por el apoyo de los senadores”.

Adelantó que seguirán analizando las iniciativas con los legisladores del FAP de ambas Cámaras.

El discurso de López Obrador fue interrumpido en dos ocasiones por problemas de sonido en la improvisada sala de prensa en la que se convirtió un salón de la Torre del Caballito.

El político no dio paso a preguntas y respuestas y acabando su mensaje se retiró del lugar.

Inminente resistencia civil.- Monreal

Ciudad de México (8 abril 2008).- El senador del PRD, Ricardo Monreal, advirtió esta tarde que son inminentes las acciones de resistencia civil para impedir la aprobación del proyecto de reforma energética de la administración de Felipe Calderón.

Minutos antes de iniciar una reunión con Andrés Manuel López Obrador, en las oficinas del PRD en la Torre del Caballito, Monreal dijo que no permitirán un “albazo legislativo” que dañe a la Nación privatizando el petróleo.

“Es una tomadura de pelo, es una falta de respeto para la Nación que convoquen, que propongan un amplio debate y hoy apuren a un albazo legislativo apresurado, errático e irrespetuoso para la Nación mexicana.

“Nosotros estamos analizando con Andrés Manuel López Obrador, que es el líder de este movimiento la estrategia que vamos a seguir”, expresó.

El ex Gobernador de Zacatecas aseguró que están dispuestos a pagar el costo político que les traiga las acciones de resistencia civil.

Prevén emisión de bonos de Pemex

Larios dijo que prevé establecer la posibilidad de que los mexicanos puedan adquirir bonos ciudadanos, títulos de deuda de Pemex

Claudia Salazar

Ciudad de México (8 abril 2008).- La iniciativa del Presidente Felipe Calderón de reforma al sector energético prevé que Petróleos Mexicanos (Pemex) pueda emitir bonos de deuda, adelantó el coordinador de los diputados del PAN, Héctor Larios.

En entrevista, luego de la reunión de diputados panistas con la Secretaria de Energía, Georgina Kessel, Larios dio algunos de los puntos de la propuesta legislativa que esta tarde se envió al Senado.

“Se prevé establecer la posibilidad de que los mexicanos puedan adquirir bonos ciudadanos, títulos de deuda de Pemex, para que todos los mexicanos que son propietarios del petróleo nos sintamos más ligados a Pemex”, indicó Larios.

Añadió que la propuesta plantea fortalecer la capacidad de ejecución de Pemex con la modificación de la forma de contratar y concursar servicios a la paraestatal.

Mencionó que se propone modificar el esquema de administración, de vigilancia y transparencia de la empresa.

Precisó que el próximo jueves será enviada a la Cámara de Diputados la propuesta de reforma a la Ley Federal de Derechos, en la cual se prevé otro cambio en el régimen fiscal de Pemex.

El coordinador parlamentario expresó que la iniciativa fue presentada hasta este día porque se pretendió construir una mayor viabilidad para la misma.

“No está planchada pero tiene un buen rango de viabilidad”, reconoció.

Negó que en la presentación de la iniciativa se haya ignorado al Frente Amplio Progresista, debido a que el documento fue enviado antes de que la Secretaria de Energía se reúna con los diputados del PRD, PT y Convergencia, el próximo jueves.

“No es ignorar, es absolutamente falso, pero hay que tomar en consideración lo que sucede en afirmaciones del Frente, de que no están dispuestos a mover una sola letra (a la ley) y no yo dispuesto a tener un debate nacional que dure 10 años”, dijo.

No hay tiempo para reforma.- Labastida

Ciudad de México (08 de abril de 2008).- Francisco Labastida, presidente de la Comisión de Energía del Senado, aseguró este martes que ya no hay tiempo para que la reforma a Pemex sea aprobada en este periodo ordinario de sesiones.

Entrevistado luego de la reunión plenaria del Partido Revolucionario Institucional (PRI), el ex candidato presidencial reveló que Acción Nacional (PAN) ya confirmó que la propuesta está integrada por un paquete de hasta nueve reformas, que requieren de mucho tiempo para su análisis cuidadoso.

“Lo veo muy difícil (para este periodo) me parece que realizar los foros va a tomar mucho más tiempo de los días que nos quedan. Nos quedan muy pocos días para recibir el documento, evaluarlo. Hasta donde yo sé, van a ser varias iniciativas de ley. Me parece que son muy pocos días para hacer ese trabajo tan complicado y hacerlo bien”, aseguró.

El legislador federal insistió en que la reforma integral para Pemex requiere de la modificación de varias leyes, que deben analizarse muy a detalle, por la trascendencia de los cambios.

“Tanto el marco normativo de Ley de Adquisiciones, como de Ley de Obras Públicas, de control de la Función Pública, de Ley Orgánica de Pemex, de la Ley Federal de Derechos en el capítulo 12 de hidrocarburos, el fortalecimiento de la posición financiera de Pemex, son varias leyes las que tenemos que ver.

“Eso implica un trabajo legislativo capítulo por capítulo y artículo por artículo muy detallado para hacerlo bien y escuchar las opiniones de la población”, agregó.

A pregunta expresa, consideró que la posibilidad de ir a un periodo extraordinario de sesiones es muy prematura.

Retan a debate energético AMLO-Calderón

Ciudad de México (8 de abril de 2008).- Carlos Navarrete, coordinador del PRD en el Senado de la República, retó este martes al PAN para que el Presidente Felipe Calderón sea su representante en el debate sobre el tema energético y se enfrente en la mesa al tabasqueño Andrés Manuel López Obrador.

En conferencia de prensa, el legislador federal se pronunció por acordar una discusión similar al modelo español, con transmisión en cadena nacional, tiempos pactados, réplicas y contra réplicas.

“Tenemos un asiento reservado para el debate vamos a invitar como nuestro representante a Andrés Manuel López Obrador. ¿A ver a quién le ponen enfrente los del PAN?

“Es más, le pido al PAN que consulte con el señor Calderón si acepta debatir con López Obrador en el Senado. Lo pongo en la mesa, a ver qué dice el Gobierno, el País agradecería un debate como ese. Que nos manden a sus gallos más correteados y peleoneros”, retó.

El integrante del Frente Amplio Progresista insistió en que no van a aceptar que primero se presente la iniciativa de reforma energética y luego se organice el debate, como lo ha propuesto Acción Nacional.

Adelantó que rechazarán cualquier intento para aprobar la reforma en un “fast track”, tal y como sucedió con la reforma a la Ley del ISSSTE, que fue presentada un día, dictaminada en otro y aprobada en el pleno al día siguiente.

“Nos sorprende que ahora al Gobierno se le quemen las habas para presentar la iniciativa. Pero si se pretende hacer lo mismo que con la ley del ISSSTE habrá un rompimiento de los trámites parlamentarios… la reforma entrará por la puerta de atrás”, sostuvo.

Por otro lado, Navarrete hizo un llamado al PRI para que no se convierta en cómplice de una reforma aprobada al vapor, no sólo por respeto al Senado y al Congreso, sino a la sociedad.

Morfo Fuera

3 Comments

Filed under economy, News, Politics, Projects, Resistance

Antonio Gershenson: Antecedentes de la privatización petrolera: la “reforma” eléctrica

El discurso oficial sobre la “reforma” petrolera se mantiene en la vaguedad y elude definir claramente lo que sí se propone. Dice que no va a cambiar la Constitución (ni puede cumplir con los requisitos para hacerlo) pero sí las leyes, por eso se discute en las cámaras el asunto. Dice que no se va a privatizar Pemex, pero se va a dar entrada a la inversión privada a áreas que han sido exclusivas para la nación.

Esas áreas están definidas en los artículos 27 y 28 constitucionales. Si se cambian o no se cumplen, se viola la Constitución. De por sí ésta dice que “tratándose del petróleo, y de los carburos de hidrógeno sólidos, líquidos y gaseosos, o de minerales radiactivos, no se otorgarán concesiones ni contratos, ni subsistirán los que en su caso se hubieren otorgado”. Se han firmado multitud de contratos con empresas privadas en la industria petrolera, constitucionalmente inválidos. Ya están fuera de la Constitución.

Vamos a ver en qué consistió la reforma a la Ley del Servicio Público de Energía Eléctrica, en su artículo tercero. Y vamos a ver sus resultados. Esta reforma viene del gobierno de Carlos Salinas.

La Constitución, en su artículo 27, dice que “corresponde exclusivamente a la nación generar, conducir, transformar, distribuir y abastecer energía eléctrica que tenga por objeto la prestación del servicio público. En esta materia no se otorgarán concesiones a los particulares y la nación aprovechará los bienes y recursos naturales que se requieran para dichos fines”.

El artículo tercero decía que no se considera servicio público el autoabastecimiento “para satisfacer intereses particulares, individualmente considerados.”

El cambio incluye varios incisos. “No se considera servicio público: I. La generación de energía eléctrica para autoabastecimiento, cogeneración o pequeña producción”. Esto se ha prestado a que las empresas que generan electricidad, de hecho, vendan la energía a otras empresas, bajo el nombre de vender servicios de autoabastecimiento.

Luego sigue la parte más importante: “II. La generación de energía eléctrica que realicen los productores independientes para su venta a la Comisión Federal de Electricidad”. Son los particulares que más generan, y la electricidad será utilizada para el servicio público, aunque este artículo diga, al principio, lo contrario.

Los otros incisos implican menores volúmenes de energía: exportación, importación y plantas de emergencia.

Uno de los resultados es que más de 30 por ciento de la energía vendida como servicio público fue producido por empresas particulares, todas ellas extranjeras. Es muy posible que ahora, con las hidroeléctricas del Grijalva prácticamente sin generar, el porcentaje sea ya sustancialmente mayor. La Comisión Federal de Electricidad compra a precios muy caros electricidad generada con gas muy caro, a las empresas extranjeras. Ahora que les compra más energía de punta, el precio promedio es aún mayor.

Ayer se publicó en este diario, en la nota principal, un reconocimiento oficial de la intención de seguir aumentando la participación privada en la generación de electricidad.

Si nos imaginamos algo similar en la industria petrolera, parte de las instalaciones petroleras serían privadas y Pemex estaría comprándoles a precio carísimo, como ya sucede con la gasolina por la negativa de los tecnócratas durante décadas a instalar nuevas refinerías de Pemex y en México.

Los funcionarios y políticos de derecha dicen que no quieren esto o lo otro. Lo que ya hicieron en la industria eléctrica muestra otra cosa. Así como ahora le cobran a los grandes consumidores la energía en horas pico más barata que en diciembre, les cobrarían la gasolina o el diesel o el gas a precios de ganga; que se amuelen los pequeños usuarios.

No se trata de cuestiones negociables. Si violando la ley hacen lo que hacen, el que se cambie un poco la redacción de un artículo o dos no les va a impedir dar pasos adicionales en la entrega del petróleo, como ya lo mostraron con el servicio público de energía eléctrica.

* La Jornada
* http://www.jornada.unam.mx/2008/02/03/index.php?section=opinion&article=015a2pol

Leave a comment

Filed under Blogroll, Columns, economy

Gerardo Fernández Casanova: ¿Borrar la historia?

Una de las características aberrantes de la tecnocracia en el poder, es su pretensión de borrar la historia o, en último término, de enmendarla. Es también una de las razones por las que llevamos un cuarto de siglo dando palos de ciego, aplicando recetarios que nada tienen que ver con la realidad, los que solamente han servido para ahondar la zanja que marca la diferencia entre lo que somos y lo que anhelamos ser. El tecnócrata, sea en México o en la Conchinchina, al no encontrar asideras para sustentar sus recetarios, simplemente los trata de imponer como dogmas. Es un dogma, por ejemplo, el concepto de que el libre juego de las fuerzas del mercado es el único antídoto contra la pobreza; como también es dogmática la determinación de la necesidad de crear el mercado energético, eliminando la intervención del estado; por sólo mencionar ejemplos. No de otra manera se puede entender la falta de interés de la tecnocracia para debatir sobre sus postulados; se asumen dueños de la verdad y califican de ignorantes a quienes se les oponen.

El caso del campo mexicano es emblemático del afán antihistórico cuyo resultado, a todas luces, ha sido su crisis ya crónica. Dicho afán se manifiesta en dos vertientes, ambas igualmente erróneas: la más socorrida por los modernistas se refiere al aprovechamiento “eficaz” de las ventajas comparativas, según el cual si resulta más barato producir maíz y granos básicos en los Estados Unidos, habrá que importarlo en beneficio de la población consumidora y, a cambio, exportar bienes para los que se cuente con mayor ventaja en su producción local, como sería el caso de las frutas, las flores y las hortalizas de invierno. Lo que en la teoría suena lógico choca con la terquedad práctica: esas frutas, flores y hortalizas de invierno no pueden satisfacer la necesidad de alimentación de los mexicanos, la que, entonces, queda a merced de las veleidades o intencionalidades del oferente extranjero. El caso es claro en el presente: un movimiento de la demanda de maíz estadounidense hacia la producción de combustibles, prov
oca un alza desmedida en el precio del principal alimento de la población, para la que el mercado no ofrece una alternativa compensatoria. El resultado se llama hambre para un amplio sector de la sociedad. En la historia de todos los pueblos, desde la Biblia hasta el Popol Vuh, la seguridad alimentaria ha sido el condicionante de su desarrollo. La alimentaria es elemento sustancial de la soberanía de las naciones.

La otra vertiente, igual de errónea, considera que el objetivo nacional debe ser alcanzar la competitividad en la producción doméstica de granos para igualarla a la de Norteamérica, lo que implica crear aquí las mismas condiciones que allá se registran. Por principio de cuentas, la naturaleza se obstina en no querer modificarse, por ejemplo, para que aquí dispongamos de las enormes superficies planas y del clima que las hace fecundas; la nieve de invierno que elimina plagas y humedece la tierra es un factor inimitable. A lo anterior habrá que agregar los factores social y cultural: la conquista española conservó a la población autóctona para explotar su mano de obra, en tanto que la colonización anglosajona la eliminó para explotar directamente la tierra (con excepción del sur esclavista). Esto marca una diferencia abismal entre ambas culturas que se refleja en la presión sobre la tenencia de la tierra que, en México fue causa de una revolución y una profunda reforma agraria. El intento de ignorar la historia llevó a Salinas de Gortari a postular la contrarreforma agraria en 1992 y a la pretensión de descampesinizar el campo, proyecto que, además de fracasar, ha sido un verdadero genocidio. En la mayor parte del territorio nacional se vive en condiciones de miseria, para la que las únicas alternativas son la siembra de estupefacientes o la emigración con sus secuelas de muerte.

Igualmente se intenta borrar la historia en la materia del petróleo y, en general, de la energía. El porfiriato y sus “científicos” precursores de los actuales tecnócratas, fincó su proyecto de país en la entrega de los recursos naturales a la explotación por particulares, principalmente extranjeros. La Independencia y la Reforma dejaron intacta la forma de explotación de los recursos, por la que los mexicanos sólo observaban como la riqueza del país fluía a las metrópolis dejando sólo miseria en esta tierra, pero además sometiendo la soberanía a los caprichos de los empresarios mineros y petroleros, lo cual constituyó el otro causal del movimiento revolucionario de 1910, que derivó en la Constitución de 1917 y sus disposiciones de preservación de los recursos naturales para ser propiedad de la nación y su aprovechamiento en beneficio del pueblo. Costó mucha sangre lograr tales conquistas mínimamemente soberanas. Hoy se pretende, sin argumento real que lo respalde, devolver a los extranjeros lo que con tanto esfuerzo se recuperó.

También fue motivo de la lucha revolucionaria de principios del siglo XX, la conquista de condiciones humanas en el trabajo. Las huelgas de Cananea y de Río Blanco y la represión autoritaria porfirista alimentaron al descontento que luego estallaría. No fue gratuita la incorporación del derecho social al trabajo digno al texto constitucional; también costó sangre de mexicanos. La semana pasada se repitió la historia. El régimen neoporfirista y fraudulento arrasó con el derecho de huelga en la misma mina de Cananea, en repetición centenaria de aquel preludio de la guerra. Ni por ese prurito se abstuvieron. Tampoco los que, a la manera de Porfirio Díaz, se hicieron del poder por la vía del fraude electoral, repitiendo la historia.

No soy de los que ven la historia como una sucesión de ciclos en los que las fechas y los acontecimientos se repiten, pero la terquedad de los tecnócratas neoliberales parece empeñada en provocar un 2010 sangriento, para cumplir con la celebración centenaria.

Antes de que la sangre corra, los mexicanos seguimos apostando a la movilización pacífica. En las próximas semanas seremos testigos de los atentados contra la soberanía energética y contra las conquistas en materia laboral. La convocatoria de Andrés Manuel de no permitirlas va en serio. Paradójicamente, la movilización tendrá que convertirse en paro nacional. No hay de otra.

* Argenpress
* http://www.argenpress.info/nota.asp?num=051122&Parte=0

Leave a comment

Filed under Blogroll, Columns, Essay, Politics, Resistance

Adolfo Sánchez Rebolledo: La inmadurez del socialismo del siglo XXI

El resultado del referendo celebrado en Venezuela obliga a revisar la estrategia puesta en marcha por Hugo Chávez para alcanzar el llamado “socialismo del siglo XXI”, pero invita a ir más lejos: a examinar la naturaleza del cambio propuesto, no sólo en cuanto a su oportunidad, sino a su formulación y viabilidad.

Hizo muy bien el presidente Chávez en reconocer la victoria de sus adversarios esa misma noche, pues con ello detuvo de tajo la operación desestabilizadora que sin duda se había puesto en marcha. Esa reacción serena, democrática, conjuró los demonios del desastre y permitió al gobierno bolivariano sortear con dignidad la crisis. Pero no hay que subestimar lo ocurrido. La derrota del sí está lejos de ser la hazaña “pírrica” descrita por el gobierno, pues si bien el resultado (50.7 contra 49.3 por ciento) no cuestiona la permanencia del presidente, sí hipoteca buena parte de su apuesta por el futuro.

Acostumbrado a ganar por márgenes muy amplios, reconoció que buena parte del electorado aún no estaba “maduro” para el socialismo, pero el maniqueísmo extremo de la elección tampoco hizo posible un verdadero debate y el tema de qué país construir se diluyó en la inmediatez, cancelando de momento la “renovación integral” del régimen social, económico y político venezolano. La oposición halló un blanco fácil que le permitió agruparse bajo un denominador común. En ese sentido, la convergencia antichavista, alentada por una variedad de fuerzas, incluidas las de la extrema derecha, el golpismo y sus valedores imperiales, tal vez habría sido insuficiente para vencer si el proyecto de reforma constitucional hubiera seguido un curso de acción más flexible, mejor dispuesto al debate y a la concertación, sin dar por supuesto que la votación reiterada a favor de Chávez se repetiría linealmente ante cualquier tema y circunstancia. Pero el voluntarismo induce a las más graves equivocaciones. Los cuestionamientos más serios en torno, por ejemplo, a la relección presidencial se pasaron por alto, como si sólo la derecha fuera capaz de expresar opiniones diferentes.

Así la terca realidad se impuso: parte importante del electorado chavista no refrendó su apoyo a la propuesta de reforma constitucional y sencillamente se abstuvo de votar o votó por el no, a pesar del grado de aceptación de las políticas públicas impulsadas por el gobierno bolivariano. Sin duda, esa toma de distancia respecto a la estrategia oficialista es el hecho político más notable y definitorio, sobre todo en la perspectiva de rencauzar la acción del gobierno y la participación popular.

Es verdad que a toro pasado es fácil señalar omisiones graves y errores, pero lo cierto es que en el propio campo chavista hubo numerosas voces que alentaron contra los visibles defectos de una propuesta mal diseñada, contradictoria en temas sustantivos, cuando no equivocada.

Una de las críticas más agudas y exhaustivas es la realizada por Gerado Langer (reproducida en El Correo del Sur, La Jornada Morelos, el domingo pasado), pues en ella se subrayan al menos dos cosas que me parecen importantes: la primera es la dificultad ya citada de resolver en profundidad el tema del socialismo a partir de un referendo (aun contando con la mayoría), como si los cambios propuestos fueran un simple ajuste de la ley existente. La segunda, aún más preocupante, tiene que ver con la inconsistencia de la misma noción de “socialismo de siglo XXI” puesta sobre la mesa.

Si bien el texto del proyecto de reforma pretendía resumir la experiencia venezolana, la verdad es que no se avanzó demasiado en las definiciones sustantivas. Al respecto, señala el autor mencionado: “… No se precisó en qué consistía la diferencia y en qué aspectos debería distanciarse el socialismo del siglo XXI de la experiencia soviética del siglo XX. ¿En la negación del modelo de partido único? ¿En otras modalidades de relación entre Estado y partidos? ¿En el rechazo de una ideología oficial del Estado? ¿En alternativas al modelo monocultural negador de toda diferencia? ¿En formas de organización y participación política orientadas a no repetir la llamada democracia popular o proletaria, que terminó por negar la idea misma de democracia? ¿En un modelo económico que no esté basado en la planificación burocrática centralizada? ¿En un cuestionamiento radical del productivismo industrialista de crecimiento sin límite, que representó en la Unión Soviética, como hoy en China, una guerra sistemática contra el resto de la naturaleza, contra la vida misma en el planeta, en forma similar a como lo hizo históricamente y continúa haciéndolo el capitalismo? ¿Se trata de un socialismo con pluralismo político, compatible con lo que establece uno de los principios fundamentales de la constitución vigente?”

Pero la crítica de Langer no se detiene en vagas consideraciones más o menos abstractas, sino que procede a demostrar las inconsecuencias existentes en el proyecto mismo, desde la imprecisión conceptual en torno a las instituciones del nuevo poder popular hasta la increíble falta de rigor en el análisis de la propiedad, incluida la pública, así como la ausencia de un punto de vista en torno a la vigencia o no del régimen de partidos, cuya crisis marcó el inicio de la actual sociedad venezolana. En ese contexto, el tema de la relección y el partido único sólo podía causar alarma y llamar a la derrota del sí, a unificar los temores, prejuicios, estimulando las acciones unitarias de unas oposiciones cuyo sino habia sido la abulia democrática y el sometimiento a los dictados de los centros de poder imperiales.

Nada será igual a partir de ahora. El discurso “antitotalitario” ha perdido piso gracias a la serenidad de Chávez, pero las fuerzas progresistas que marchan a favor de la revolución bolivariana, es decir, de un cambio de fondo en la situación de la sociedad venezolana, están obligadas a sacar las lecciones que al caso correspondan. Al socialismo del siglo XXI también le falta madurar.

P.D. Los legisladores deben elegir entre tres nuevos consejeros del IFE a uno capaz de presidir la institución en tiempos de obligada renovación. La lista de los inscritos es tan vasta que sorprendió a casi todos, pero ése es buen signo de los tiempos. Hay centenas de ciudadanos que se sienten con méritos y capacidades suficientes para presidir una institución central de la democracia que anhelamos. Sin embargo, sólo tres podrán conseguirlo. Nadie espera, sería ilusorio, ciudadanos “puros” sin ideas propias. Si los hubiera no servirían para el cargo, pues en el IFE hacen falta hombres probos, de experiencia profesional reconocible y no meramente homologable, que tengan una vision del país comprometida y una actitud firme y a la vez tolerante. El IFE no es un tribunal judicial. Tampoco una oficina burocrática para atender reclamaciones partidistas en una entidad autónoma cuya función es organizar la vida electoral mexicana y contribuir a elevar su calidad. De su actuación depende, ya lo hemos visto, la credibilidad de la vida pública. Pidamos a los legisladores serenidad y responsabilidad, buen juicio. Nada más.

* La Jornada
* http://www.jornada.unam.mx/2007/12/06/index.php?section=opinion&article=023a1pol

4 Comments

Filed under Blogroll, Columns, economy, Politics, Projects