Tag Archives: Enrique Peña Nieto

Claudia Herrera Beltrán: Zafarrancho en gira de Calderón por el Edomex

Mazahuas que exigan que se les cumplieran promesas de dotación de agua fueron replegados a escudazos y toletazos por policas federales y mexiquenses, luego de que rompieron el cerco del Estado Mayor Presidencial durante la visita del Ejecutivo, en Villa de Allende. La gresca, que duró una hora, ocurrió en el lugar de aterrrizaje de los helicópteros oficiales y resultaron heridos un diputado local y un polica Foto Agencia MTV

Villa de Allende, Méx., 1º de julio. Al grito de “¡queremos agua!”, indígenas mazahuas lograron quebrar el cerco del Estado Mayor Presidencial (EMP) y terminaron siendo replegados a escudazos y toletazos por policías federales y estatales.

Al abordar rápidamente una camioneta, el presidente Felipe Calderón quedó a salvo de la zacapela –que duró una hora–, en la cual resultaron lesionados el diputado local perredista Tomás Octaviano Félix y un policía.

La historia del enfrentamiento comenzó en el último punto de la gira presidencial por la entidad. Tras recorrer dos municipios, el mandatario junto con el gobernador Enrique Peña Nieto y los integrantes de su comitiva, bajaron en helicóptero a un campo abierto en el predio de San Cayetano, en los límites entre los estados de México y Michoacán.

A 200 metros, unos 50 manifestantes desplegaban varias mantas. Una de gran formato decía: “Exigimos agua”, y otras: “Diputados zánganos y gorrones”, “Calderón y Peña Nieto, cumplan el convenio” y “Señor Calderón, hay dos México, el de los ricos y el de los pobres”.

Hasta ese momento la movilización parecía controlada detrás de una hilera de policías estatales armados con toletes y escudos, que observaban la escena.

De pronto, unas mujeres –algunas incluso cargando a sus bebés– y algunos hombres empujaron las vallas metálicas y se desató la gresca.

Calderón ya no vio la escena, porque en ese momento elementos del EMP lo resguardaron rápidamente y lo llevaron a la camioneta que lo condujo a la sede de la ceremonia, donde iba a arrancar el programa Piso firme 2008 en la entidad y entregaría microcréditos a adultos mayores.

Pero el enfrentamiento continuó. Los inconformes buscaron acercarse al Presidente y lograron estar a unos 200 metros de los cinco helicópteros presidenciales. En ese momento, los policías se valieron de toletes y escudos para contenerlos, mientras el EMP también empujaba a los manifestantes.

Durante la corretiza, el diputado perredista comenzó a reclamar: “¿Por qué me golpeas, amigo?”,  y siguió a un agente, mientras unos y otros se repar-tían patadas y codazos. Fue cuando un efectivo de la policía local resultó golpeado.

Una joven se quejó: “Nosotros sólo estamos pidiendo agua, que hace dos años nos prometió, pero el Presidente nos manda a los policías”.

Momentos de tensión

“Somos pueblo”, insistía cuando se le preguntaba si pertenecían a alguna organización, a o que contestaban que eran de Villa de Allende y de Donato Guerra.

A pesar de la intervención policiaca, la gente siguió avanzando hasta un montículo, donde finalmente fue replegada por elementos de la Policía Federal Preventiva, que entraron en auxilio de las otras corporaciones de seguridad.

Cerca de una casa, los poli-cías comenzaron a avanzar golpeando sus escudos con los toletes hasta que la gente quedó acorralada. “Ya señora, avance por allá, señora. Avánce”, decía un uniformado a una mujer que le reclamaba.

Claudia Herrera

A unos metros, el diputado perredista estaba sentado en el piso mientras era atendido por una mujer que le lanzaba agua a la cara. Luego explicó: “un granadero me golpeó. “Hemos sabido ser pacíficos, hemos sabido esperar durante dos años y dijeron que en este año concluían las obras de suministro de agua potable. Hasta hoy no ha habido respuesta de los gobiernos federal y del estado. Por eso nos vimos obligados a venir, pero nos reciben con granaderos y policía federal”.

Insistió: “El gobierno se ha olvidado de los campesinos mazahuas por muchos años” y explicó que, paradójicamente, el río Cutzmala pasa a 200 metros pero ellos no tienen agua.

Como los manifestantes quedaron arrinconados en ese lugar, algunos comenzaron a lanzar piedras hacia los policías, que se protegieron con sus escudos. Ya habían transcurrido 40 minutos y la gente seguía firme en el lugar.

Molesto, un hombre intentaba reprender a los policías. “Por favor, cabrones, pónganse al lado de nosotros”.

A esa hora, una veintena de militares vestidos con ropa de camuflaje y portando armas largas se sumó al operativo. Se mantuvieron expectantes a unos 200 metros.

Ni la lluvia arredró a las mujeres, que seguían enfurecidas. “Son unos rateros, cobardes, hijos de la chingada”, decían a los uniformados.

Una mujer reventó en contra de Calderón: “No nos interesa el piso firme que viene a entregar. Queremos justicia y agua, nada más. ¡Por qué no da la cara!”

Otra más advertía: “Que siga engañando a la gente en otros lados, porque aquí el pueblo ya despertó”.

En tanto, Calderón y Peña Nieto se mantenían bajo resguardo de los elementos del EMP al mando del general Jesús Castillo, quienes se encargaron del traslado del mandatario para que pudiera abordar su helicóptero.

Aprovecharon que en las inmediaciones había una secundaria y llevaron atrás de la escuela las camionetas donde iban el Presidente y sus acompañantes. Eso ocurrió a las 14:09 horas.

Mientras elementos de las distintas corporaciones policiacas mantenían a raya a los inconformes, los miembros del EMP aprovecharon para conducir al Presidente al helicóptero. El mismo camino siguieron el gobernador; el secretario de Desarrollo Social, Ernesto Cordero, y el comisionado de los Pueblos Indígenas, Luis H. Álvarez, así como legisladores panistas.

En medio del operativo, el gobernador Peña Nieto se deslindó de los hechos y acusó al mencionado diputado Tomás Octaviano Félix de azuzar a la gente y de generar caos. Su argumento fue que el PRD reaccionó así por su oposición al michoacano, y negó que haya habido una trifulca ocasionada por desatención en el abasto de agua.

Al advertir que el Presidente se alejaba, los indígenas intentaron acercarse, pero fueron contenidos y lo último que se escuchó fue el grito de “¡Ya se va, ya se va!”

* La Jornada

http://www.jornada.unam.mx/2008/07/02/index.php?section=politica&article=010n1pol

Leave a comment

Filed under Blogroll

José Antonio Crespo: El delfín oculto de Calderón

Fue sorpresiva (al menos para la opinión pública) la remoción de Santiago Creel como coordinador de la bancada blanquiazul en el Senado. De inmediato, eso ha dado lugar a teorías y dilucidaciones sobre la o las razones de dicho movimiento táctico por parte de Felipe Calderón. La explicación oficial, la del “reajuste para 2009”, es la menos creíble. Si así fuera, habría convenido esperar para después de la reforma petrolera, y poco antes de iniciar el proceso electoral (octubre). No tendría ningún sentido hacer tal movimiento ahora. Viene después la tesis del “ajuste de cuentas”. Ahora se recuerdan motivos de rivalidad y distanciamiento entre Creel y Calderón, aunando la grosera forma en que el coordinador senatorial fue echado de su cargo. Pero de ser así, probablemente se hubiera dado la inmediata sustitución de Creel apenas llegó a la dirección del PAN Germán Martínez Cázares. Tanto Creel como Héctor Larios habían sido nombrados por Manuel Espino, que de esa forma salvó a Santiago del aislamiento político. Se preveía un posible cese inmediato de ambos. Pero no fue así. A los coordinadores nombrados por Espino se les dio una oportunidad.

Otra versión habla de un trueque entre el gobierno y las grandes televisoras; la cabeza de Creel, a cambio de dar una mayor y mejor difusión a la reforma petrolera de Calderón, que hace agua por todos lados. Desde luego, hay motivos de descontento de las televisoras para con Creel, pues fue uno de los impulsores – que no el único – de la reforma electoral, tan perjudicial a los concesionarios. Y también es cierto que se denota cierta desesperación de Calderón por estar perdiendo la batalla de la opinión pública en torno a la reforma petrolera (desventaja acentuada por la controvertida consulta ciudadana que convocarán los perredistas). Por lo cual esta versión no puede descartarse así como así. Pero veremos si hay un vuelco más intenso de las concesionarias a favor de la reforma y en contra de la consulta perredista. Ese podría ser un indicio, en caso de palparse un cambio drástico.

Otra tesis, más atendible aún, es que este movimiento responde esencialmente a los errores políticos de Creel en el manejo de la reforma petrolera; aceptó, sin consultar a nadie, el debate con Andrés López Obrador, aunque le jalaron las orejas y se desistió. Después, mostró una postura tibia y huidiza durante el Tribunazo, que a la distancia se ve como un certero golpe que movió el curso planeado de la reforma y, por tanto, peligra gravemente. La desesperación de Calderón en torno a esa reforma – entre otros temas – podría haber provocado ese reajuste parlamentario, y quizá continúe con otro reacomodo en el gabinete. Mismo que, por lógica, debería incluir a Juan Camilo Mouriño, cuyo desempeño ha sido fatal. Pero el fantasmal secretario de Gobernación es el consentido de Calderón, y por ello lo mantiene ahí, como lastre político.

Viene después la tesis “moral”; una sanción panista a Creel por sus desvaríos privados. Tampoco me parece sustentada pues, pese a la moralina que caracteriza al partido santón, ese tipo de cuestiones no parecen ser decisivas para tomar decisiones políticas de envergadura. Ahí esta el caso de Vicente Fox, divorciado y vuelto a casar sin la bendición eclesiástica. En todo caso, otra explicación, esa más plausible – aunque tampoco necesariamente cierta -, es la “tesis sucesoria”. Es cierto resulta burdo que, a unos cuantos días de haberse divulgado varias encuestas donde Creel aparece como el aspirante panista más popular (y con mayor ventaja dentro del círculo panista), se le cese de su cargo para eliminarlo de esa carrera, o al menos debilitarlo decisivamente. Parece burdo, en efecto, pero los panistas lo son. Y si no, recordemos cómo, de manera más que torpe, el presidente Fox reprendió públicamente a Calderón por sus legítimas aspiraciones presidenciales, al grado de orillarlo a renunciar del gabinete (lo que después demostró ser el mejor, aunque involuntario empujón que pudo haberle dado Fox a Felipe). Ahora Calderón podría estar cometiendo el mismo error; dar a Creel la bandera de la crítica, que eventualmente le permita aglutinar el descontento y la inconformidad panista en torno a Calderón, sobre todo si su gobierno registra un fuerte declive (que para muchos, ya inició). Eso dependerá de la habilidad y oportunidad política de Creel en esos movimientos (aunque en realidad Creel no ha destacado por su pericia en estas lides).

Pero que Creel esté en las encuestas muy por encima de otros posibles precandidatos del PAN refleja, no tanto que la caballada calderonista esté flaca, sino que prácticamente no existe. Y no se ve claro que vaya a surgir (aunque aún no se puede pronunciar la última palabra). Como sea, dados los apresurados tiempos políticos mexicanos (que en buena parte explican nuestros rezagos en todo), no pasará mucho tiempo antes de que ya estemos en plena pre-pre-campaña presidencial, y si ninguna carta calderonista crece, entonces Felipe no tendrá sucesor… al menos dentro del PAN. Y eso nos lleva a sospechar que Calderón, ante el riesgo de no contar con nadie con posibilidades reales de triunfar en 2012, y ante su visceral rechazo a todo lo que venga del PRD, podría respaldar a un “candidato útil”, un “delfín oculto” que pudiera detener el desafío perredista. Alguien del PRI, desde luego. Y quién mejor que quien encabeza las encuestas; Enrique Peña Nieto. Por supuesto, Calderón respaldaría públicamente al abanderado blanquiazul, pero por debajo del agua trataría de impulsar – dentro de lo que permite por la ley, por supuesto – a su delfín priísta . Habrá que observar a futuro si hay o no indicios de respaldo, o cierta complacencia de Los Pinos hacia el joven gobernador mexiquense.

http://www.correo-gto.com.mx/notas.asp?id=73050

Leave a comment

Filed under Blogroll, Columns, Politics