Polimnia Romana: Beatriz López Leyva

El municipio de Pinotepa Nacional nos dio la bienvenida varias veces desde que Andrés Manuel López Obrador era candidato a la presidencia. Los eventos organizados en ese caluroso lugar siempre fueron especiales. Los oaxaqueños tienen la sangre caliente y dura pero también tienen el corazón grande y blando. Todo el equipo era recibido con abrazos y comida, la gente de Pinotepa, como la de muchas otras partes de México, es dadivosa y amable, son atentos y generosos, y sobretodo son excelentes cocineros, su sazón es inigualable.

Una mujer sobresalía de las demás por su entusiasmo y calidez, andaba de arriba abajo organizando a la gente y arreglando todo para que la visita del candidato del pueblo saliera de lo mejor. La compañera Beatriz vestía siempre con ropas tradicionales, falda larga bordada en lana y blusa blanca, ligerita para aguantar el calor. Una trenza gruesa y larga colgaba hasta media espalda, tenía ojos grandes y expresivos que hablaban sin hablar. Se notaba a leguas que era una mujer inteligente y valiente, además de ser líder natural pues todos la respetaban.

Beatriz no se comportaba como cualquier candidata, no era diferente a cualquier otro asistente al mitin de Andrés Manuel, ella trabajaba más que los demás y sólo por las fotos que colgaban de los postes de luz me di cuenta de que se postulaba para una diputación. Hubiera sido una extraordinaria legisladora, de esas que ya no hay.

La última vez que vimos a la compañera Beatriz, allá en Pinotepa Nacional, nos ofreció una deliciosa barbacoa de res acompañada de tortillas recién hechas. Justo después del acto nos recibió en su hogar. Su casa era como ella, tenía las puertas grandes y abiertas de par en par, sencilla, cálida, limpia por dentro y por fuera.

Las manos que se llevaron a Beatriz, no pensaron en que mataban también el alma de una familia, de un pueblo, de un Movimiento entero. Sus asesinos cumplieron su objetivo, le arrancaron la vida al cuerpo de Beatriz, evitaron que siguiera hablando, caminando, organizando comités pero no se imaginaron que Beatriz seguirá luchando siempre, su ejemplo vivirá en cada mexicano que tocó con su entereza, bondad y coraje.

Fuente

Leave a comment

Filed under justice

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s