Jaime Ornelas Delgado: Venezuela, a su cita con el siglo XXI

El próximo domingo 2 de diciembre, el pueblo venezolano irá a las urnas a decidir en un referéndum si acepta o no los cambios constitucionales propuestos por la Asamblea Nacional. La campaña previa a la votación ha estado llena de mentiras por parte de la derecha (“los escuálidos” como los llama la gente), que han pretendido aterrorizar a la población para que vote por el no. Una de las calumnias más utilizadas, se refiere a que las reformas pretenden acabar con la propiedad privada. Nada más alejado de la realidad. Por el contrario, el artículo 115 que se propone modificar, dice textualmente: “Se reconocen y garantizan las diferentes formas de propiedad, la propiedad pública que pertenece a los entes del Estado; la propiedad social que pertenece al pueblo en su conjunto y las futuras generaciones (…); la propiedad colectiva perteneciente a grupos sociales o personas, para su aprovechamiento, uso o goce en común (…); la propiedad mixta conformada entre el sector público, el sector social, el sector colectivo y el sector privado (…) para el aprovechamiento de recursos o ejecución de actividades (…); y la propiedad privada que pertenece a personas naturales o jurídicas y que se reconoce sobre bienes de uso, consumo y medios de producción legítimamente adquiridos, con los atributos de uso, goce y disposición…” No sólo no desparece la propiedad, sino que se crean nuevas formas y se respeta la privada.

Otras propuestas estarían cambiando a la sociedad venezolana. De las reformas propuestas seleccionamos dos. El artículo 82 establece: “Toda persona tiene derecho a una vivienda adecuada, segura, cómoda, higiénica, con servicios básicos esenciales que incluyan un hábitat que humanice las relaciones familiares, vecinales y comunitarias. El estado dará prioridad a las familias y garantizará los medios para que éstas y especialmente las de escasos recursos, puedan acceder a las políticas sociales y al crédito para la construcción, adquisición o ampliación de viviendas. Toda persona tendrá derecho a la protección de su hogar o el de su familia declarándose como vivienda principal ante los órganos del poder popular, y por lo tanto, contra él no podrán acordarse ni ejecutarse medidas preventivas o ejecutivas de carácter judicial.” ¿Qué tal? La vivienda concebida no sólo como cuatro paredes, sino como un hábitat total, la morada vinculada a su entorno. Además, nada ni nadie podrá quitarle a la gente su vivienda, bajo ninguna circunstancia ni pretexto.

La Asamblea Nacional también propone que el artículo 87, quede de la siguiente manera: “Toda persona tiene derecho al trabajo y el deber de trabajar. El estado desarrollará políticas que generen ocupación productiva y adoptará las medidas sociales necesarias para que toda persona pueda lograr una existencia digna, decorosa y provechosa.” Además, la jornada laboral se reduce a 36 horas a la semana, para que “los trabajadores y trabajadoras dispongan de tiempo suficiente para su desarrollo integral.” Y algo más de la mayor importancia, el mismo artículo 87 establece que “A los fines de garantizar el ejercicio de los derechos laborales de los trabajadores y trabajadoras no dependientes, como taxista, transportistas motorizados y motorizadas, comerciantes, artesanos y artesanas (…) amas de casa, empleados y empleadas domésticas (…) y todo aquel que ejerza por cuenta propia cualquier actividad productiva para el sustento de sí mismo y de su familia, la ley creará y desarrollará todo lo concerniente a un Fondo de Estabilidad Social para Trabajadores y Trabajadoras por Cuenta Propia, para que con el aporte del estado y del trabajador o trabajadora, puedan éstos y éstas gozar de los derechos laborales fundamentales, tales como jubilaciones, pensiones, vacaciones, reposos pre y post natal y otros que establezcan las leyes”. Este es uno de los mayores avances posibles.

En otros aspectos, el artículo 72 prevé el referendo revocatorio del mandato para “Todos los cargos y magistraturas de elección popular”, y sorpréndanse el artículo 74, dice a la letra: “También podrán ser sometidos a referendo abrogatorio, los decretos con rango, valor y fuerza de ley que dicte el presidente o la presidente de la República.”

¿Cuál dictadura?

Pero tal vez lo que atemorice a la derecha sea la manera como se constituye el poder de acuerdo a los cambios constitucionales que se proponen, siendo éstos los más profundos y los que, de aprobarse estarían forjando el Socialismo del siglo XXI. En este caso, el artículo 136 reformado, establece lo siguiente: “El poder público se distribuye territorialmente en la siguiente forma: el poder popular, el poder municipal, el poder estatal y el poder nacional. Con relación al contenido de las funciones que ejerce el poder público se organiza en Legislativo, Ejecutivo, Judicial, ciudadano y electoral. El pueblo es el depositario de la soberanía y la ejerce directamente a través del poder popular. Ése no nace del sufragio ni de elección alguna, sino de la condición de los grupos humanos organidzados como base de la población. El poder popular se expresa constituyendo las comunidades, las comunas y el autogobierno de las ciudades, a través de los consejos comunales, consejos de trabajadores, consejos estudiantiles, consejos campesinos, consejos artesanales, consejos de pescadores y pescadoras, consejos deportivos, consejos de la juventud, consejos de adultos y adultos mayores, consejos de mujeres, consejos de personas con discapacidad y entes que señale la ley.” Nada más, ni nada menos, que el pueblo ejerciendo el poder.

Y lo más polémico, “El presidente o la presidente de la República puede ser reelegido o reelegida.” (Artículo 230). A esta propuesta la derecha le ha tratado de sacar el mayor provecho, también dolosamente, pues no se dice que Chávez pretende eternizarse, sino que se pude reelegir, y eso depende de que gane las elecciones. Este artículo establece la reelección, como la hay, por ejemplo en España donde el tal Zapatero acaba d anunciar que lanzará su candidatura en marzo buscando reelegirse, como lo hizo también Felipe Gonzá-lez quien se reeligió varias veces y gobernó España durante 17 años y nadie gimoteó ni lo acusó de dictador.

Ésta es hoy la disyuntiva histórica que enfrenta el pueblo venezolano, y tal vez el domingo en Venezuela concluya el siglo XX y comience el XXI.

* La Jornada de Oriente
* http://www.lajornadadeoriente.com.mx/2007/11/29/puebla/c1orn13.php

3 Comments

Filed under Blogroll, Columns, economy, Politics

3 responses to “Jaime Ornelas Delgado: Venezuela, a su cita con el siglo XXI

  1. Shutting Up Venezuela’s Chávez
    Roger Cohen

    It was a fascist general in 1930s Spain who coined the phrase “Viva la muerte!” or “Long live death!” Essentially meaningless, the words captured the cult of soil, blood and savagery that coursed through European Fascism, in its Francoist and other forms.

    President Hugo Chávez of Venezuela hates fascists; they are central to his repertoire of insults. But he has not hesitated to deploy the imagery of death to bolster his leftist brand of petro-authoritarianism, now operating under the ludicrous banner of “Fatherland, Socialism or Death!”

    The slogan looks almost quaint in its anachronism. Chávez would no doubt claim Cuban revolutionary, rather than Spanish fascist, roots for it (Fidel Castro also invoked fatherland and finality). The bottom line is this: Latin America’s oil-gilded caudillo is getting serious about ruling for life, just like Franco and Castro.

    I might add Vladimir Putin to that list. Like the Russian leader, Chávez has already used gushing oil revenue, a pliant judiciary, subservient institutions and the galvanizing appeal of vitriolic anti-Americanism to concoct a 21st-century, gulag-free authoritarianism. But even Putin has not contemplated going as far as Chávez now intends to take his “Bolivarian revolution.”

    Venezuelans will vote Sunday in a referendum that would remove all limits on presidential re-election, grant Chávez direct control over foreign currency reserves, allow him to censor the media under a state of emergency declarable at his discretion, expand his powers to expropriate private property and create the second formally socialist nation in the Americas alongside Fidel’s.

    “The measures amount to a constitutional coup,” said Teodoro Petkoff, who edits an opposition newspaper. Certainly, they would prod Venezuela from an oppressive rule comparable to Mexico’s under its once impregnable Institutional Revolutionary Party toward the dictatorial absolutism of Cuba.

    Unlike other votes during Chávez’s nine-year presidency, and unlike the assured victory of Putin’s United Russia Party in voting the same day, the referendum is not a foregone conclusion.

    Overcoming inertia, opponents led by students have energized a “No” campaign. A general once close to Chávez has denounced a looming coup d’état. Polls suggest a close outcome.

    But awash in petrodollars — oil accounts for about 90 percent of Venezuelan exports — Chávez commands formidable resources. They are centered in the armed forces; a huge nomenklatura scattered across the bureaucracy and newly nationalized industries; the so-called Boliburgesía (Bolivarian bourgeoisie) of traders grown rich working the angles of a corrupt system; and the poor whom Chávez has helped and manipulated.

    Certainly, the oil money Chávez has plowed into poor neighborhoods (at the expense of an oil industry suffering chronic underinvestment) has reduced poverty. The United Nations Economic Commission for Latin America said last year that the extreme poverty rate had fallen to 9.9 percent from 15.9 percent.

    But more than spreading socialist ideals, Chávez has spread a form of crony capitalism, dedicated to his greater glory, that has imbued the economy with all the resilience of a house of cards.

    Foreign investment has plunged, scared off by nationalizations. A huge disparity between the official and black-market exchange rates has encouraged get-rich-quick schemes for favored “Chávistas” while erecting endless barriers to trade. Price controls on staples have made eggs unavailable. This week, you can’t find chickens. Chávez’s socialism delivers subsidized gasoline and glittering malls but no milk.

    Latin America has been here before, with the disastrous import-substitution and highly regulated models of the 1960s and ’70s. Most of the region has moved on, but not Chávez, who trumpets “growth from within,” whatever that is. The World Bank’s recently released “Doing Business 2008,” a ranking of the ease of conducting commerce, places Venezuela 172nd out of 178 countries.

    Despite this, the country does huge business with the United States, as its fourth-largest crude oil supplier and a big importer. Chávez’s “socialism” and his chumminess with Iran’s Mahmoud Ahmadinejad do not extend to cutting off the “imperialist empire.” Chávez is too shrewd to sever his lifeline.

    A possible conclusion would be that he’s harmless — a wily barracks-bred buffoon whose leftist rhetoric is just a veneer for a petrodollar power play. Perhaps that’s why the United States — and Latin American nations — have been so muted, or silent, before Chávez’s attempted “constitutional coup.” Oil speaks.

    But Chávez’s grab for socialist-emperor status is grotesque and dangerous — as Fascism was — a terrible example for a region that has been consolidating democracy. King Juan Carlos of Spain got it right when he recently interrupted Chávez’s trademark verbal diarrhea with a brusque: “Why don’t you just shut up?”

    Venezuelans should watch that regal routine on YouTube — it’s even been set to music — and follow suit on Sunday.

    Blog: http://www.iht.com/passages.

    * NY Times
    * http://www.nytimes.com/2007/11/29/opinion/29cohen.html?_r=1&ref=opinion&oref=slogin

  2. En vigor, la pensión para ancianos en Bolivia; el pago, con impuestos del gas
    Rosa Rojas

    La Paz, 28 de noviembre. El presidente de Bolivia, Evo Morales, pasó hoy a la ofensiva al promulgar una ley para el pago de la pensión vitalicia a los ancianos, anunció la expropiación de 180 mil hectáreas de tierras en Chuquisaca en favor de indígenas guaraníes y, adicionalmente, el Congreso aprobó que la Asamblea Constituyente puede deliberar en cualquier parte del país.

    Las medidas del mandatario fueron adoptadas en respuesta a un paro de 24 horas emprendido por seis de los nueve departamentos del país, impulsado por las fuerzas políticas y cívicas de la oposición de derecha y los sectores de las oligarquías locales que se oponen a las políticas nacionalistas y antineoliberales del gobierno central desde su asunción en enero de 2006.

    Pero por la noche, esas fuerzas anunciaron que tras un cónclave resolvieron “pasar al estado de resistencia civil movilizada ante el quiebre de la democracia”, e iniciar una huelga de hambre general e indefinida en todo el país a partir del próximo lunes 3 de diciembre.

    Asimismo, solicitar a los prefectos de Santa Cruz, Tarija, Beni, Pando, Cochabamba, junto con el presidente del Comité Interinstitucional de Chuquisaca, que inicien desde el 3 de diciembre “misiones de denuncia ante organismos internacionales para hablarles sobre la situación de ruptura democrática que se está produciendo en el país” y profundizar el proceso de legitimación popular del Estatuto Autonómico.

    Ante una multitud reunida en la plaza Murillo, de La Paz, el presidente promulgó la ley para el pago de la pensión vitalicia de vejez con un recorte de 30 por ciento a los ingresos de las regiones por el impuesto al gas, mientras se cumplía el paro convocado por los comités cívicos y prefectos (gobernadores) de los departamentos de Santa Cruz, Tarija, Cochabamba, Pando Chuquisaca y Beni.

    Estos sectores lograron paralizar sus regiones en rechazo a dicho recorte en favor de los ancianos, la aprobación “en grande” el pasado fin de semana del proyecto de Constitución por parte de la Asamblea Constituyente, y por la “represión” en Sucre, donde grupos universitarios se enfrentaron a la policía tratando de impedir que sesionaran los constituyentes, cuya revuelta terminó entonces con tres muertos y más de 100 heridos.

    Morales calificó este paro de “forzado”, y dijo que en el fondo es para defender el modelo neoliberal contra el nuevo modelo económico que busca disminuir las desigualdades. No obstante, convocó a los prefectos al diálogo, al cual ya se les invitó, pero “cinco prefectos no han venido y ahora hacen paro”. Además, llamó a la comunidad internacional “a dar seguimiento” a lo que ocurre en Bolivia “para que vean de dónde viene la violencia, de dónde viene el racismo”.

    Luego de los disturbios en Sucre, el gobernante Movimiento al Socialismo (MAS) lanzó una sorpresiva jugada política aprovechando la ausencia de la oposición de derecha en el Congreso, al hacer una modificación de la ley de Convocatoria de la Asamblea Constituyente que permite al foro sesionar en cualquier parte del país. Para lograr el quórum legal, se convocó a cuatro senadores suplentes: uno del derechista Poder Democrático y Social (Podemos), uno de Unidad Nacional (UN) y dos del Movimiento al Socialismo (MAS).

    En el Senado, controlado por el derechista partido Podemos, los legisladores calificaron de “ilegal” la sesión de sus compañeros y se quejaron de que cientos de campesinos e indígenas –que realizaban una vigilia en torno al edificio del Congreso, en defensa del bono a más de 676 mil adultos y de la Constitución aprobada en lo general– no les permitieron el acceso a las instalaciones. El líder de la bancada del MAS en la Cámara alta, Santos Ramírez, negó esa versión.

    El ex presidente Jorge Quiroga, líder nacional de Podemos, dijo que en este caso el tema no era la Renta Dignidad –bono a los ancianos– sino que “aquí ya no hay Estado plurinacional, no es el tema social, es seguir el ejemplo de (Hugo) Chávez para perpetuarse en el poder” con la nueva Constitución. Indicó que acudirán a la Corte Interamericana de Derechos Humanos para denunciar el atropello a sus parlamentarios.

    El presidente del comité cívico cruceño, Branco Marinkovic, acompañado del prefecto Rubén Costas, exigió al “señor Evo Morales” a nombre de “millones de bolivianos que no quieren que se viole la democracia, que no quieren su relección indefinida ni la de cualquier otro gobernante de turno, que no quieren que se fragmente a Bolivia, que no quieren el racismo venga de donde venga y que quieren un presidente elegido por todos”.

    “Todo en este gobierno es ilegal”, afirmó, y agregó que el presidente “debe pedir perdón a Sucre por el dolor y la muerte de familias bolivianas y chuquisaqueñas”, y en un “sincero acto de arrepentimiento debe recapacitar y volver sobre sus pasos. Sólo en caso de que retroceda en todas las ilegalidades que ha cometido su gobierno habrá la posibilidad de salvar nuestro país y el orden institucional”.

    Pero el presidente Morales denunció que algunas familias de viceministros y ministros, han recibido amenazas de opositores al bono a la vejez y al cambio, e incluso una prima suya fue golpeada ayer en Cobija, Pando. Advirtió que la lucha va a seguir sin miedo y llamó al Senado a aprobar otras leyes que mantiene trabadas.

    * La Jornada
    * http://www.jornada.unam.mx/2007/11/29/index.php?section=mundo&article=035n1mun

  3. Ángel Guerra Cabrera
    aguerra_123@yahoo.com.mx

    América Latina, Bolivia y la democracia

    Chávez quiere incendiar América Latina, brama Uribe y miente a sabiendas. Quienes alimentan hace mucho tiempo la hoguera son el imperialismo y las oligarquías con el expolio, el saqueo, el racismo y la exclusión, agravados en las últimas décadas por el neoliberalismo y la pretensión de suprimir la rebeldía de los pueblos. Lo que incendiará inconteniblemente la pradera es el proyecto de militarización de las sociedades del río Bravo a la Tierra del Fuego, previamente experimentado por Estados Unidos con el Plan Colombia.

    Su objetivo es acabar con los movimientos populares, para lo cual es prioritario derrocar a los gobiernos identificados con sus demandas mediante una trama que sale de Washington, pasa por Madrid y otras capitales europeas, y tiene en Bogotá y Santiago de Chile dos importantes cajas de resonancia. Son eslabones maestros del proyecto: la conspiración golpista en Venezuela y Bolivia y el reforzamiento del entramado para someter a Cuba. La fábrica de mentiras, CNN y El País a la cabeza, cubre el flanco sicológico.

    Ello explica el injustificable tajo que dio Uribe a la facilitación que dio Chávez en el intercambio humanitario, justo en el momento en que con indudable buena fe, entrega y transparencia el venezolano había conseguido avances inéditos en el proceso, pues el parapresidente y sus patrones imperialistas se horrorizan ante la perspectiva de que el conflicto de Colombia tenga una salida política, toda vez que ésta propiciaría un excelente clima para el florecimiento de la democracia no sólo en ese país, sino en toda América del Sur.

    Y es que el saldo socialmente trágico de las políticas de libre mercado y la consiguiente toma de conciencia y creciente protagonismo de los pueblos están poniendo en graves aprietos a la hipócrita cantaleta sobre la democracia del sistema dominante. Es un hecho histórico incontrovertible en la historia latinoamericana la invariable ruptura frontal del imperialismo y las oligarquías con las instituciones democráticas cuando una opción popular llega al gobierno o aun ante la posibilidad de que lo consiga.

    La feroz arremetida contra el presidente Evo Morales de quienes durante siglos han explotado y discriminado a los mayoritarios pueblos originarios y a los mestizos pobres de Bolivia, representados por aquél, es un ejemplo palmario de cuanto afirmo. Decidido a liquidar el gobierno de Morales, Estados Unidos envió de embajador a La Paz a Phillip Goldberg, operario del desmembramiento yugoslavo. Un regalo a la casta reaccionaria y separatista de Santa Cruz de la Sierra, estado mayor de la campaña sediciosa iniciada casi inmediatamente después de la elección del líder indígena, que ha reunido a los prefectos y sectores oligárquicos de ese departamento y a los de Beni, Pando, Tarija y Cochabamba, bajo el mando de Goldberg. Desde el Senado torpedean con su mayoría las iniciativas de justicia social y soberanía del Ejecutivo, mientras con medidas de fuerza han impedido el trabajo de la Asamblea Constituyente, el único recurso para alcanzar un régimen democrático sin llegar a la guerra civil. A la manera hitleriana, se han constituido grupos de choque sobre el patrón de la Unión Juvenil Cruceñista, integrada por jóvenes de clase media blancos y racistas, que en cada uno de los paros “cívicos” convocados en estos departamentos amenazan o apalean a los ciudadanos que no acatan la medida y a los partidarios de Morales. Con este patrón se instigaron las acciones delictivas y bárbaras de los días pasados en la ciudad de Sucre, utilizando estudiantes reaccionarios, de ultraizquierda y lumpen, muchos de ellos bebidos. El pretexto fue la decisión de la dirección de la Constituyente de reunirse en una instalación militar a resguardo de esa turba. Autoexcluidos los delegados opositores, fue aprobada en general la nueva Constitución, que contiene demandas populares sustantivas, pero que en todo caso debe ser sancionada en referendo.

    Morales ha dado pruebas de una infinita paciencia y voluntad de diálogo en reiteradas negociaciones con los partidos oligárquicos, que siempre inventan nuevos motivos para no cumplir lo pactado. Pero en la grave situación de amenaza golpista creada a partir de los acontecimientos de Sucre no hay diálogo posible.

    No al menos mientras el presidente constitucional aplica los recursos que le otorgan la ley y su enorme apoyo de masas para reducir a los golpistas. Toda la solidaridad a Evo y su pueblo en esta hora.

    * La Jornada
    * http://www.jornada.unam.mx/2007/11/29/index.php?section=mundo&article=036a1mun

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s