Alojz Ihan: Acerca de las trampas para lobos

La gente muere más de lo que parece a primera vista.
Para cada asesinado hay al menos un asesino,
y a veces quedan en su cuerpo la balas de hasta tres
o cuatro, de modo que las pérdidas son aún mayores.
Tan grandes que los soldados pronto se vuelven torpes.
los comandantes impotentes, y los generales inspeccionan perplejos
sus cálculos sin darse cuenta de que las cifras son falsas;
de que había más víctimas y los batallones pronto no serán
capaces de desplazarse. Estarán aherrojados cada vez mas por
las sombras y nadie podrá arrimarse a nadie
mirar a los ojos a nadie, porque ellos podrían toparse
con las fosas tristes y sanguinarias, con las gélidas trampas para lobos,
de las que no es posible salvarse.

Leave a comment

Filed under Blogroll, Poetry

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s